c
aboutnewssportscarchivekchpcontact
cquiénes somosnoticiasanunciosarchivocontactoc

El acto heroico de Primitivo y Alfredo García salva a maestra y a un niño por nacer


Informe detallado - Una serie de tres partes

Alfredo García, de 71 años, ha vivido con un dolor devastador que ha sido indescriptible durante los últimos 50 años. El dolor de perder a su hermano mayor, Primitivo García, en un acto de violencia en noviembre de 1967 le ha dificultado hablar sobre el hermano al que la familia llamó “Tivo”, y todavía hoy los recuerdos de hace 50 años están en carne viva.

Cuando García habló con Hispanic News, dijo que puede recordar vívidamente los detalles de esa noche.

“Escuché los disparos”, dijo.

Los dos hermanos García asistían a una clase de ESL en la Preparatoria Westport, impartida por Margaret Kindermann (ahora Kelso), de 25 años. Después de clase, Kelso estaba esperando que la llevaran a su casa cuando varios jóvenes le arrebataron su bolso. Arrojaron su bolso entre el grupo y finalmente lo aventaron a la calle.

“Pensé que ese era el final de su juego y fuí a recuperar mi bolso. Cuando fui a buscarlo, fue cuando me persiguieron, me tiraron al piso y comenzaron a molestarme”, recordó en su entrevista más reciente desde su casa en California.

Primitivo y Alfredo García corrieron a su lado, golpeando y quitando los atacantes a su maestra. Cuando los atacantes le dispararon a Tivo García, Alfredo recuerda que estaba al lado de su hermano pidiéndole que resistiera.

“Margaret vino a ayudar a Tivo. Ella colocó su abrigo sobre él. Recuerdo que ella hizo eso, el color del abrigo era blanco. Le dije que buscara ayuda, que pidiera ayuda y una ambulancia. Estaba muy nervioso, pero le dije que por favor buscara ayuda, y que yo me quedaría al lado de mi hermano”, dijo.

 El ataque contra Kelso ocurrió el 15 de noviembre de 1967 y, trágicamente, el 28 de noviembre de 1967, Tivo García murió en el hospital durante una cirugía como resultado de sus heridas de bala.

 Alfredo García recuerda haber dividido su tiempo entre el trabajo y el hospital. “Después de que esto le sucedió a mi hermano, nunca deje de ir al trabajo, e iba al hospital todas las noches. Yo era joven, tenía 21 años. No tenía otra opción, tenía que apoyar a mi madre, así que fui a trabajar. Me sentí muy mal pero no pude hacer nada al respecto”.

Cuando Freddie García, el hijo de Alfredo, era un niño pequeño, había escuchado historias sobre su tío, quien había muerto salvando la vida de su maestra, pero no tenía muchos detalles sobre esa fatídica noche.

“Mi papá nunca habló de eso. Cuando llegó el 25º aniversario y salió en las noticias (en Fox 4 News) fue cuando supe que mi papá también estaba allí. Después de esa noticia, le pregunté qué tan cerca estaba cuando sucedió. Dijo que estaba a unos metros de distancia y que Tivo le había dicho que huyera. Mi padre no huyó, no iba a dejar a su hermano, y fue entonces cuando escuchó los disparos. Ha sido un momento realmente doloroso para él. No puedo imaginar ver a tu hermano muriendo frente a ti”, dijo Freddie García.

En ese informe de noticias, hace 25 años, ella dijo en ese entonces que tanto Tivo como Alfredo eran héroes, y en su entrevista de este mes, reiteró que estos dos valientes salvaron su vida y la de su hijo por nacer.

“Tivo no solo es un héroe, sino que Alfredo también es un héroe. Él estaba allí ayudándome a alejarme de los atacantes. Solo Alfredo y yo sabemos lo que experimentamos esa noche, hemos hablado muy poco a lo largo de los años, pero siento que hay un espíritu afín con Alfredo (García)”, dijo.

Al escuchar las palabras de Kelso, Freddie García reflexionó sobre el desafortunado evento que unió a tres vidas.

“Fue algo extraordinario lo que sucedió, algo realmente malo sucedió esa noche, pero en el lado positivo, algo bueno sucedió, Margaret se salvó y también su bebé”, dijo Freddie García.

Primitivo García fue un héroe esa noche y su legado de sacrificar su vida por salvar a otros dos ha vivido en la comunidad del Westside durante cinco décadas. Freddie García ahora entiende que fueron dos héroes esa noche, su padre también lo fue.

“Las palabras de Margaret me dan una idea clara de lo comprometido que estaba mi padre. Cuando era niño, no, no pensaba en mi padre como un héroe, pero tampoco conocía todos los detalles de esa noche. Sé que él dio todo lo que pudo para ayudar, los dos lo hicieron”, dijo García.

 Este año, mientras se aproxima el aniversario de la muerte de Primitivo García, su familia se reunirá para celebrar su vida y legado en la Escuela Primaria Primitivo García, ubicada en el 1000 de la calle West 17th Street, en Kansas City, Missouri. El programa comienza a las 11 a.m. y la oradora principal invitada es Margaret Kelso.

Alfredo García, y su familia, han sido honrados por la escuela primaria misma, que lleva el nombre de su hermano.

“Estoy orgulloso de mi hermano y seguí su consejo. Me dijo que fuera bueno, que trabajase duro y que tuviéramos una buena vida. He tenido una buena vida. Ahora estoy jubilado y disfruto de la vida con mi esposa y mis hijos. El mes de noviembre siempre es triste para mí. Ojalá mi hermano todavía estuviera vivo”, dijo.

Para obtener más información, comuníquese con la Escuela Primaria Primitivo García al 816-418-8725 o con KC Hispanic News al 816-472-5246.