Cena de tacos para recaudación de fondos beneficia a Christian Gutiérrez, un joven con leucemia





“Todos conocen a mi hijo y lo aman”





Aunque Christian no pudo estar en la recaudación de fondos en persona, su madre Shelly dice que le sorprendió la noticia de que el evento contó con tanta asistencia. “Dijo que no puede creer cuántas personas están participando y está agradecido de todos los que están participando”, dijo Shelly.



TRADUCE GEMMA TORNERO


Una animada charla llenó la casa de Gutiérrez, en el vecindario Westside de Kansas City, a fines del mes pasado cuando una madre de la localidad, Shelly Gutiérrez, organizó una taquiza como recaudación de fondos para su hijo, Christian.


Christian, de 28 años, ha sido diagnosticado con leucemia, un tipo de cáncer de la sangre que ataca la médula ósea del cuerpo. Como sabe cualquier persona que tenga a un ser querido que tiene cáncer, la enfermedad no solo agota la energía de una persona también es difícil para el bolsillo. Desafortunadamente, perdió su trabajo debido a COVID y apenas había comenzado a trabajar nuevamente, y había estado en la nueva empresa durante 6 meses y solo era elegible para el seguro después de 90 días. Por lo que el empleador no era elegible para mantenerlo en su seguro mientras él estuviera sin trabajo, porque no había acumulado suficientes horas según su compañía de seguros. El dinero reunido de la recaudación de fondos de tacos se utilizará para pagar las visitas al médico, tratamientos y medicamentos de Christian.


El pronóstico de Christian es bueno, dice Shelly, pero aún queda un largo camino por recorrer para su hijo.


“Estaba en tratamientos (de quimioterapia), pero tuvieron que interrumpirlos porque estaban afectando su hígado. Entonces, ahora están en espera”, explica Shelly. “Deberían volver a empezar pronto y hacer un trasplante de médula ósea en dos o tres meses”.


Afortunadamente, agrega, ya se ha encontrado una coincidencia para el tipo de sangre de Christian, por lo que ahora todo lo que tiene que hacer la familia es esperar la fecha de la cirugía.


Por ahora, Shelly tiene mucho trabajo para mantenerla ocupada: la recaudación de fondos de tacos, por ejemplo.


“Estoy muy agradecida de que familiares y amigos vinieran y me ayudaran”, dice, destacando a un ayudante en particular. “Todos han sido de gran ayuda, especialmente Teresa Grado. La conocía un poco, pero ella se acercó a mí para donar su tiempo y organizar todo. Ella fue muy especial y realmente lo aprecio”.


La tía de Christian, Petrina “Chicky” López, también estuvo presente en la recaudación de fondos, ayudando a cocinar y a recibir donaciones. También dice que aprecia a Grado, por su incansable trabajo para ayudar a organizar el evento.


“Teresa Grado jugó un papel importante”, dice López. “Hace eventos para recaudar fondos para mucha gente, y se ofreció a ayudarnos con este, y realmente lo apreciamos”.


Aunque Christian no pudo estar en la recaudación de fondos en persona, su madre dice que le sorprendió la noticia de que el evento contó con tanta asistencia.


“Dijo que no puede creer cuántas personas estaban participando y está agradecido con todos”, dice Shelly.


Shelly, quien dice que ella misma tiene problemas de salud, agrega que está contenta de que su hijo tenga su juventud de su lado en la batalla contra la leucemia.


“Tengo mucha suerte y todavía voy a los médicos”, dice Shelly. “(A Christian) le han dicho que este será un proceso largo, pero él es joven, así que eso es algo bueno”.


López dice que su sobrino es “fuerte” y que confía en que él vencerá la enfermedad.


“Es una gran participación, y me encanta todo el apoyo a Christian”, dice López, con la voz ahogada por la emoción. “No hay nada mejor que esto. Estoy muy agradecida con todos nuestros amigos y familiares”.


Shelly dice, que la efusión de amor y apoyo de la comunidad ha demostrado cuántas vidas ha tocado Christian en su vida hasta ahora.


“Todos conocen a mi hijo y lo aman”, dice, “así que esto es de gran ayuda”.