Centro Cultural y de Artes Mattie Rhodes
abrirá este otoño





“Este centro de arte pertenece al vecindario del Westside”





Mientras se construye el centro de arte, la mentalidad de John Fierro es: “Este centro de arte pertenecerá al vecindario del Westside, y espero escuchar de la comunidad cómo podemos usar mejor este espacio. Queremos que este sea un espacio de reunión comunitaria, ya sea para un bautismo, fiestas familiares o foros comunitarios”, explica Fierro.



TRADUCE GEMMA TORNERO

La finalización del nuevo Centro Cultural y de Artes Mattie Rhodes, en el vecindario de Westside, está a solo unos meses de su finalización, lo que consolida el compromiso de Mattie Rhodes con la educación comunitaria y el espíritu creativo de los artistas comunitarios.

El presidente y director ejecutivo de Mattie Rhodes, John Fierro, dijo a Hispanic News que el centro estará abierto en algún momento de octubre de este año, justo a tiempo para las celebraciones del Día de los Muertos.

“Queríamos algo que fuera muy especial para este vecindario”, dice Fierro. “Ellos lo merecen”.

El elegante y moderno centro de artes abarcará 4,400 pies cuadrados y tendrá solo un nivel. Fierro dice que está muy entusiasmado con la visibilidad que el interior del centro brindará tanto a los artistas como a los visitantes. Aquí no encontrarás misteriosas puertas cerradas, según Fierro: todo estará al aire libre, en un espacio amplio y acogedor que es accesible para todos.

“Me recuerda el ir a una fiesta, donde ves a todos sonriendo: el arte, la música”, señala Fierro. “Aquí verá todo a medida que ingrese, lo que será un gran espacio de recepción para el vecindario”.

Fierro dice que para agregar a esa sensación de apertura, visualiza el centro de artes como un lugar donde amigos y familiares pueden reunirse para eventos grandes y pequeños.

“Este centro de arte pertenece al vecindario del Westside, y espero escuchar de la comunidad cómo podemos usar mejor este espacio. Queremos que este sea un espacio de reunión comunitaria, ya sea para un bautismo, fiestas familiares o foros comunitarios”, explica Fierro. “Y lo que podrán encontrar en todos estos eventos es arte producido por artistas locales, actividades para niños, para que los niños puedan venir después de la escuela por las tardes, y también queremos poder ofrecer programación creativa. Tenemos emprendedores que se enfocan en las artes y la artesanía, y queremos que puedan venir aquí”.

Fierro dice que la recaudación de fondos está en curso, pero está agradecido por los grandes donantes que han contribuido hasta ahora.

“En este momento todavía estamos finalizando la recaudación de fondos, pero el nivel de fondos que hemos asegurado, en $ 3,1 millones de dólares, nos permite construir esta instalación, y estará lista este año”, dice.

Como toda la vida, que se ha ralentizado debido a la propagación de la pandemia de COVID-19, la construcción del centro de artes tuvo algunos momentos difíciles al principio.

“COVID nos ralentizó enormemente, esta propiedad que compramos tenía algunos problemas ambientales. Históricamente, la ciudad demolía una estructura y la enterraba de nuevo en el suelo”, explica Fierro, y agrega que el terreno está cerca del sitio anterior de la antigua farmacia de la familia Grant.

“Ya no hay más problemas ambientales en la tierra. … Y (en el proceso de excavación) desenterramos más de 1.000 frascos de medicamentos, enormes piezas del edificio, infraestructura, piezas de automóviles, lo que fuera, estaba en el suelo”. Fierro dice que le gustaría ver los elementos excavados juntos, en una especie de instalación de arte para el centro.

Aunque el comienzo fue difícil, Fierro dice que siempre supo que el centro de artes tenía que estar ubicado en el Westside.

“¿Podríamos haber construido algo mucho más grande y más barato al norte del río? Absolutamente”, dice. “Pero la casa del Centro Mattie Rhodes está aquí, en el Westside”.

El centro de artes, agrega Fierro, es el complemento perfecto para la ubicación actual del Centro Mattie Rhodes.

“La sede del Centro Mattie Rhodes solía estar en la calle diecisiete y Jefferson desde la década de 1920. Nuestra junta decidió que el edificio en el que estábamos no tenía los servicios que queríamos brindar. Cuando surgió la idea de construir una instalación más grande, decidimos vender esa propiedad en particular”, dice Fierro. “Ahora, la cuadra del 1700 de Jefferson es principalmente residencial, por lo que (el centro) crearía problemas de estacionamiento con los residentes cuando necesitáramos organizar eventos”.

Además de construir otra estructura física, Fierro dice que el Centro Mattie Rhodes también ha pasado años construyendo relaciones con instituciones como el Museo de Arte Nelson Atkins y el Museo de Kansas City.

Aquellos que usan y disfrutan las otras estructuras de Mattie Rhodes, como su estudio de cerámica y el centro de arte existente, no deben preocuparse: no se irán a ninguna parte el nuevo centro de artes se agregará a la impresionante lista de lugares y servicios del centro que mantienen a la comunidad de Westside comprometida y aprendiendo.

Y los jóvenes también se están involucrando aún más, dice Fierro, con la incorporación del programa Embajadores Mattie Rhodes, en el que los artistas jóvenes no solo podrán exhibir su arte en las nuevas instalaciones, sino que también ayudarán a organizar y ser anfitriones de eventos. El nuevo centro de artes también será el sitio para campamentos y talleres de arte orientados a los jóvenes.

“Realmente comienza con nuestra razón general de ser como agencia. Prestamos atención a las necesidades de la comunidad. El centro de artes se abrió hace años porque había una necesidad de educación pública. A lo largo de nuestros 50 años de celebración de las artes culturales, se ha convertido en una iniciativa a nivel metropolitano”, dice Fierro.

Fierro dice que él y el personal, los integrantes de la junta y los voluntarios del Centro Mattie Rhodes están contando las semanas para la apertura del nuevo centro de artes.

“Estamos emocionados de abrir nuestras puertas”, dice. “Este es el centro cultural de la comunidad. Será un lugar divertido y seguro para nuestros vecinos”.