La difunta Lali García será incluida en el Salón de la Fama Starr





García es conocida por su trabajo con Guadalupe Centers y el registro de votantes





Manny Abarca IV (izquierda) dijo que García era uno de sus mentores. “Le debo mucho a Lali, al igual que nuestra vibrante comunidad latina. Cris Medina (en el medio) trabajó de cerca con Lali en los Centros Guadalupe se buscaban cuando se trataba de resolver un problema en la comunidad latina. Pat Contreras, quien se postuló para un cargo estatal, disfrutaba de su visita y de recibir algunos consejos de ella



TRADUCE GEMMA TORNERO

Nota del editor: Antes de la prematura muerte de Lali, Kansas City Hispanic News estaba trabajando para contar su historia al convertirse en una ganadora del Salón de la Fama de Mujeres Starr de UMKC. KCHN envía sus condolencias a la familia García tras el fallecimiento de Lali.


La difunta Rafaela “Lali” García era un rostro reconocible para aquellos a quienes ha ayudado a lo largo de los años, pero ahora, la comunidad en general la conocerá cuando sea incluida póstumamente en el Salón de la Fama de Mujeres Starr. García murió a principios de este mes a la edad de 93 años.


El salón de la fama, patrocinado por la Universidad de Missouri-Kansas City, resaltará el 22 de junio de 2021 las buenas obras realizadas por las mujeres locales en toda el área metropolitana.


Y quienes conocieron a García saben que se le puede reconocer por mucho.


“Ella estuvo involucrada con la comunidad desde que tenía 13 años”, dice Ramona Farris, quien nominó a García, de 93 años. “Ella ha predicado con el ejemplo. Era una asesora de confianza, alguien a quien otros acudían en busca de ayuda. Si quisieras emular a alguien que es un hacedor y no un hablador, Lali era la persona a la que acudirías”.


Si uno necesita un ejemplo de la participación de García, solo necesita ver su extenso currículum, que incluye la defensa del registro de votantes durante casi todas las elecciones importantes de su vida, así como también los períodos de servicio entre las filas de liderazgo en La Raza Political Club y en la junta directiva de los Centros Guadalupe. Y en caso de que estos años de servicio no hablen por sí mismos, García tiene mucha gente que lo hace por ella.


“Lali ha sido pionera en la comunidad latina a través de su activismo político y defensa comunitaria”, escribió Cris Medina, ex presidente y director ejecutivo de los Centros Guadalupe en su carta de recomendación para García. “Muchos en la comunidad mexicoamericana se refieren a Lali como la ‘abeja reina’ porque está muy ocupada e involucrada en muchas organizaciones. Ha formado parte de innumerables juntas directivas de organizaciones comunitarias”.


El congresista estadounidense Emanuel Cleaver II (D-MO) hizo eco de los sentimientos de Medina en su propia carta al comité de selección.


“Lali es una activista incansable, una líder respetada y un pilar integral de nuestra comunidad en Kansas City”, escribió Cleaver. “Lali se ha propuesto mejorar la vida de la comunidad hispana en Kansas City, y ha trabajado activamente para lograr su valiosa meta durante décadas. Si bien se ha enfrentado a constantes obstáculos, Lali ha estado decidida a perseverar. Lali no solo ha defendido a la comunidad hispana de los intentos de privación del derecho al voto, sino que también ha involucrado activamente a su comunidad con el gobierno local al registrar a cientos de miembros de la comunidad para votar. Ha sido una defensora de su comunidad y un modelo a seguir para los hombres y mujeres que la rodean”.


García y las otras nominadas serán reconocidas en una ceremonia virtual el 22 de junio. Aunque García se encontraba en mal estado de salud cuando se le notificó de su aceptación en el salón de la fama, su familia dice que estaba consciente del premio y su gran significado.


Lisa Aquino, la hija de García, dice que un premio que reconoce especialmente a las mujeres significó mucho para su madre.


“Se sintió muy honrada y estamos agradecidos de que haya sido reconocida”, dice Aquino. “Ves a todas estas grandes mujeres, quienes tienen una gran compasión por su comunidad, y estamos agradecidos de que esté en ese grupo. Ha recibido tantos premios a lo largo de los años, y éste es realmente especial. ... Ella siempre ha tenido debilidad por capacitar a las mujeres”.


Farris dice: “Ella (siempre fue) alguien que ofrecía una mano a los demás. Ahora estará consagrada para siempre en el Salón de la Fama de Mujeres Starr. Esto será algo a lo que mirarán las generaciones futuras. El reconocimiento de ella es un reflejo de nosotros y de lo que tenemos que hacer para seguir adelante”.


De hecho, todavía queda mucho trabajo por hacer para los ciudadanos más vulnerables de la comunidad, en especial, los niños y las personas mayores, dos grupos de personas que estaban cerca del corazón de García. Con alguien que obtiene resultados como García, dicen Farris y Aquino, esa gente está en manos capaces.


“Incluso a su edad, la he visto conseguir que la gente se registre para votar, animando a la gente diciéndoles, ‘Oye, tu voto cuenta’. Es el mayor poder que tenemos como individuos. Mientras lo hacía, ella (sabía) la importancia de hacer que la gente votara, ella (conocía) la lucha de conseguir que las mujeres de color tuvieran el derecho al voto, manteniendo a nuestros funcionarios electos en la línea de fuego”, Farris. dice.


Tanto Farris como Aquino se refirieron a García como una “hacedora, no una habladora”, alguien que hace todo lo posible para defender a su propia comunidad.


“Ella podía hacer las cosas”, señala Aquino. “Tenía esa compasión y tenía el impulso de no dejar que nadie se interpusiera en su camino. Nosotros (su familia) lo abrazamos y supimos que ella tenía una misión”.


Cuando era niña, Aquino dice que ella y su padre, el esposo de García, Jesse, siempre vieron a García en acción.


“La hemos observado, siempre supimos que eso era importante para ella. Papá le decía: ‘No, vete, es importante para ti’. Nunca sentimos que nos estuviera descuidando en absoluto. Estábamos orgullosos, la gente la respetaba y la escuchaba porque era de la comunidad, estaba en las trincheras para hacer lo que fuera necesario”.


Aquino dice que García obtuvo su impulso para ayudar a otros de su propio padre, quien estableció una cooperativa de crédito para inmigrantes mexicanos, a quienes se les prohibió usar un banco.


Farris, dice que el tiempo que estuvo García en la junta directiva de los Centros Guadalupe, también reveló su habilidad innata para hacer las cosas en nombre de otros.


“Ella es una de esos integrantes que hace las cosas”, dice Farris. “Estamos todos ocupados, pero Lali tiene tiempo y puede encontrar a las personas que tienen influencia. La educación es clave para muchas personas, y ella puede ser una mano amiga. Ella se ha ganado el derecho a estar allí”.


Sin embargo, a pesar de todos los elogios entusiastas que le dan su familia y colegas, García se mantuvo humilde hasta el final.


“Eso es cierto con las mujeres en nuestra comunidad”, observa Farris. “No nos sentimos necesariamente cómodas siendo reconocidas. Eso es ciertamente cierto con Lali”.


Marissa Aquino, la nieta de García, dice que está feliz de que el Salón de la Fama Starr reconozca lo que su familia ha sabido desde el principio: que una persona puede hacer grandes cosas por quienes la rodean.


“Mi abuela siempre ha sido la número 1 en mi lista, pero saber que otras personas la miran de esta manera, me abriga el corazón”, dice. Eso es todo lo que siempre he querido para ella, es que su comunidad prospere. Demuestra lo duro que trabajó, el ser reconocida por algo que has hecho toda tu vida”.


Para obtener más información sobre la ceremonia de inducción del 22 de junio, visite www.umkc.edu/starrhalloffame.