“Es fundamental que baje la curva de contagios”





La vacunación es la mejor manera de prevenir casos graves de COVID-19





“Es fundamental que bajemos la curva para tener disponible el espacio hospitalario”, dijo el Dr. Sanmi Areola, director del Departamento de Salud y Medio Ambiente del Condado de Johnson.



TRADUCE GEMMA TORNERO

Los directores de salud pública de la región están pidiendo a los residentes del área metropolitana de Kansas City que ayuden a aliviar la creciente presión sobre los hospitales del área tomando medidas para frenar la propagación del COVID-19.

A mediados de diciembre, los directores médicos de los hospitales metropolitanos expresaron su preocupación sobre su capacidad para atender a los pacientes, sin importar su estado de vacunación, debido a un aumento en las admisiones por COVID-19. En su sesión informativa, enfatizaron que los hospitales ya están llenos y que los nuevos casos de COVID-19 pueden evitar que las personas enfermas o con diagnósticos urgentes reciban atención.

“Esta es otra situación desafiante para nuestros hospitales. Debemos hacer todo lo posible para mantenernos saludables a nosotros mismos, nuestras familias y comunidades”, dijo Andrew Warlen, MPH, director del Departamento de Salud del Condado de Platte. “Afortunadamente, ya sabemos qué detiene la propagación del COVID-19: vacunarse y recibir su refuerzo, usar mascarilla, mantenerse alejado de las multitudes, lavarse las manos con frecuencia y quedarse en casa si está enfermo. Estos son pasos que todos podemos tomar para ayudar a garantizar que las camas de hospital estén disponibles para quienes las necesiten”.

Los expertos dicen que la variante Delta está impulsando el aumento actual de casos sin embargo, se ha detectado Omicrón tanto en Missouri como en Kansas, y las primeras investigaciones sugieren que se propaga más rápido que las variantes anteriores. La vacuna COVID-19 es la mejor manera de prevenir casos graves de COVID-19, incluso contra las variantes observadas hasta la fecha. Si bien las vacunas COVID-19 ayudan a prevenir enfermedades, se esperan algunas infecciones graves en personas que están completamente vacunadas. Cuando ocurren estos casos de gran avance, las vacunas son altamente efectivas para prevenir los peores resultados del COVID-19, incluidas enfermedades graves, hospitalización y muerte.

Aquellos elegibles para una vacuna COVID-19 incluyen a cualquier persona de 5 años o más. Los refuerzos están aprobados para personas de 16 años o más, seis meses después de la última dosis de su serie primaria de Pfizer o Moderna. Para los mayores de 18 años que recibieron una vacuna de Johnson & Johnson, se recomienda recibir una dosis de refuerzo de una vacuna de ARNm (Pfizer o Moderna) al menos dos meses después de la primera dosis.

“Es fundamental que bajemos la curva para tener disponible el espacio hospitalario”, dijo el Dr. Sanmi Areola, director del Departamento de Salud y Medio Ambiente del Condado de Johnson. “Todos estamos cansados ​​de esta pandemia, pero con las próximas vacaciones, el aumento de casos y muy pocos vacunados en nuestra comunidad, ahora es el momento de tomar medidas para protegernos unos a otros”.

“COVID-19 es real. Nuestra crisis es real. El área metropolitana de Kansas City está en problemas. Si tiene COVID-19 y no puede recibir atención o si no tiene COVID-19 y no puede recibir atención, ambos son malos resultados”, dijo el Dr. Steve Stites, director médico del Sistema de Salud de la Universidad de Kansas, durante la sesión informativa del hospital.

Los directores de salud pública también alientan a los residentes del área metropolitana a vacunarse contra la influenza para protegerse más a sí mismos y a sus familias.

Si está enfermo o cuida a alguien enfermo, visite el sitio electrónico de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades para conocer cómo prevenir la propagación del COVID-19.

Para obtener una vacuna COVID-19 o un lugar de prueba cerca de usted, visite PrepareMetroKC.org.

Fuente: Salud Pública de la Región