Propietarios de Ulah Men’s Store abren
una tienda de ropa y estilo de vida para mujer





Luna By Ulah ofrece una mezcla de moda de gama media y alta





“Queremos ir un poco más allá de los límites. Queremos ser provocadores y tener algo diferente. Cuando salimos de viaje de compras, es importante encontrar detalles especiales en la ropa”, dice la copropietaria Elise Alexander (derecha). “Somos de rango medio. Tenemos algunas líneas más asequibles y otras más caras. ... Queremos que todo sea accesible: diferentes edades, diferentes géneros, diferentes gustos, diferentes niveles de estilo”.



TRADUCE GEMMA TORNERO


No es frecuente que escuche hablar de empresas locales que crecen y expanden sus operaciones durante una pandemia global, pero los propietarios de Ulah Men’s Store han dado vida a lo imposible.


Joey Méndez y Buck Wimberly, copropietarios de Ulah, celebraron recientemente el quinto aniversario de su tienda al abrir una tienda asociada dirigida a mujeres, llamada Luna By Ulah, la tienda de ropa y estilo de vida para mujeres está convenientemente ubicada a solo un par de puertas de Ulah, en Westwood, KS.


Méndez y Wimberly han contado con la ayuda de su amiga y compañera entusiasta de la moda Elise Alexander para administrar Luna, tienda que ha sido solicitada por compradores leales durante años.


“Desde que abrimos Ulah, hace cinco años, nuestras clientas han estado pidiendo una tienda para mujeres”, explica Méndez. “Como éramos una tienda de hombres, dudamos por un tiempo. Pero continuábamos escuchándolo una y otra vez. Hemos sido amigos de Elise y nos acercamos a ella y a su familia. Hablamos con ella y estaba súper interesada. Pasamos toda la primavera y el verano trabajando en ello”.


Eso incluyó muchos viajes de compra, durante los cuales Méndez, Wimberly y Alexander consideraron cuidadosamente qué marca y estilos incluirían en su nueva tienda.


“Con la perspectiva de Elise, y cuando salimos a ver los diseños, fue entonces cuando se volvió tangible”, dice Méndez. “Pude ver a algunos de nuestros clientes actuales (en estos diseños) y fue entonces cuando me di cuenta que ya estaba sucediendo. Estábamos creando una versión femenina de lo que hicimos en Ulah. Así es que con la ayuda de Elise, lo logramos”.


Los tres propietarios describen los productos de Luna como una mezcla estratégicamente elaborada de diseñadores de alta gama y estilos asequibles que no vaciará su billetera.


“Queremos ir un poco más allá de los límites. Queremos ser provocadores y tener algo diferente. Cuando salimos de viaje de compras, es importante encontrar detalles especiales en la ropa”, dice Alexander. “Somos de rango medio. Tenemos algunas líneas más asequibles y otras más caras. ... Queremos que todo sea accesible: diferentes edades, diferentes géneros, diferentes gustos, diferentes niveles de estilo”.


Durante el último año y medio, mientras consideraban durante mucho tiempo dar vida al concepto de Luna, Méndez y Wimberly dicen que tuvieron que cerrar Ulah durante dos meses como lo hicieron la mayoría de las empresas locales, debido a la pandemia. Y en lugar de luchar, Wimberly dice que pudieron adaptar con éxito sus operaciones al nuevo mundo en el que se encontraban. No tenían otra opción, señalan Wimberly y Méndez.


“En nuestra tienda de hombres, cerramos por un par de meses e intentamos enfocarnos en línea y mejorar nuestras redes sociales”, dice Méndez. “Terminamos 2020 con fuerza y este año ha sido realmente genial. Se necesitaron cuatro años para conseguir algunos negocios leales, pero ahora que tenemos eso, nuestro crecimiento ha sido realmente fuerte”.


Los dos hombres dicen que intentaron ver la pandemia como una oportunidad para crecer, en lugar de como una situación a la que temer.


“Creo que aprendimos desde el principio que cuando te enfrentas a obstáculos, puedes acobardarte y tenerles miedo o puedes enfrentarlos y tratar de evolucionar, y eso es lo que seguimos tratando de hacer”, dice Wimberly.


Además de liderar a Ulah y hacer que Luna despegue, Wimberly tiene su propio negocio de diseño de interiores vinculado al nombre de Ulah. Llamado Ulah Interiors + Design, dice que la empresa ha prestado servicios principalmente a clientes residenciales, pero recientemente también ha captado clientes comerciales.


“También realizamos un mercado cruzado con empresas”, explica Wimberly. “En Ulah verás la televisión detrás de la barra y la sección de inicio en la parte de atrás que promociona a Luna, y tengo un espacio de diseño de interiores donde me reuniré con los clientes”.


Las tres empresas también tienen una presencia sólida en las redes sociales. No encontrarás seguidores comprados allí, a diferencia de las grandes tiendas, dice Wimberly. En cambio, él, Méndez y Alexander se ganan seguidores al establecer una relación con cada comprador que entra por sus puertas.


“Para nosotros, somos grandes en no comprar seguidores cuando se trata de redes sociales”, dice Wimberly. “Nuestros seguidores han crecido orgánicamente. Sabemos que son verdaderos seguidores y están genuinamente interesados en nuestro negocio”.


La buena relación de trabajo entre los propietarios es evidente en la amistad que comparten, dice Alexander, y ella dice que se siente agradecida de encajar con la misión de Ulah y Luna de vestir bien a los clientes.


“Esto no era lo que imaginaba que haría, pero se ha convertido en la sorpresa más feliz para mí. Buck y Joey han sido maravillosos maestros. Joey me ha tomado bajo su protección y realmente me enseñó mucho sobre lo que hace que una tienda sea excelente”, dice Alexander, quien pasó las últimas dos décadas como madre que se queda en casa y ahora describe su relación con Méndez y Wimberly como una familia. “Nunca tuve miedo, porque son gente de negocios tan maravillosa. A modo de ejemplo, me han mostrado qué tipo de empresaria quiero llegar a ser”.


Los leales clientes de Ulah han ayudado a correr la voz sobre la llegada de Luna, lo que hizo que la gran inauguración de la tienda fuera un gran éxito para Méndez, Wimberly y Alexander.


“Fue realmente emocionante”, dice Wimberly sobre la gran inauguración de Luna. “Ha sido un esfuerzo difícil lograrlo todo, pero trabajamos juntos como un equipo. Ha sido fantástico contar con el apoyo de las personas que se han presentado: todos nuestros seguidores y clientes y las personas a las que les han contado sobre ello”.


Ahora que los propietarios se han dado cuenta de su visión para la nueva tienda, Alexander dice que saben que su arduo trabajo ha dado sus frutos cada vez que ven a un cliente entrar por la puerta, buscando ropa nueva para hacer ejercicio o un atuendo para una cita nocturna.


“Lo que hizo que esto fuera más emocionante para mí fue ver a la gente entrar y realmente valorar la visión que hemos creado durante los últimos seis u ocho meses o más”, dice Alexander, “y resultó exactamente como queríamos.”


Tanto Ulah como Luna están abiertos de 10 a.m. a 7 p.m. Lunes a sábado y de 12 a 5 p.m. Domingo. Visite las tiendas en línea en www.ulahkc.com y www.shoplunakc.com.