Albergando tu sueño americano





Luz Orozco González describe el camino para ser propietaria de una vivienda





Cuando se trata de vivir el sueño americano, Luz Orozco González dijo que ella lo está viviendo en su nuevo hogar con sus hijos. Le llevó muchos años comprar su primera casa en Kansas City. Según Luz ,”fue fácil”, porque First Federal Bank le mostró los pasos para comprar una casa con su programa de compradores.





Luz Orozco González y sus hijos cruzaron la puerta principal de su Sueño Americano y disfrutan de su libertad de las restricciones de vivir en un apartamento. “Eres libre en una casa”, dijo González. “Puedes hacer lo que quieras. Conoces a tus vecinos. … Planeo quedarme aquí por mucho tiempo”.





Luz Orozco González le da crédito a su hermano, que vive en el área, por animarla a venir a los Estados Unidos en primer lugar. “El sueño americano me trajo aquí”, dijo González. “Mi hermano que vive aquí me dijo: ‘Te mereces tener tu propia casa aquí’. Sólo ven. Me dijo lo fácil que era”.



TRADUCE GEMMA TORNERO​
Un día, Luz Orozco González decidió que ya había tenido suficiente.

Ya estaba harta del ruido que podía oír a través de las paredes de su apartamento a todas horas del día y de la noche. Ya estaba harta de esquivar cristales rotos mientras caminaba por el aparcamiento de su complejo. Ya estaba harta de la sensación general de malestar que sentía cuando sus vecinos la miraban a ella o a sus hijos.

Además, González podía ver una pequeña casa en el horizonte desde la ventana de su apartamento. Parecía que sería lo suficientemente grande para ella y sus dos hijos: un lugar que podrían considerar suyo. Un lugar donde siempre se sentirían seguros.

Y ella tenía que tenerla.

"Dije: ‘No más apartamentos’", recordó González. “Quiero tener mi propia casa”.

Aunque había oído que comprar una casa era un trabajo duro, González estaba decidida. Ella ya conocía el trabajo duro, trabajando hasta 16 horas todos los días en dos trabajos de servicio de alimentos. También conocía el trabajo que requería emigrar desde su México natal a los Estados Unidos, una medida que había tomado hace casi dos décadas.

González tuvo la oportunidad de echar un vistazo a la casa que era la manifestación material de su sueño americano y se maravilló con los tres dormitorios, así como con un gran patio trasero que "parece un bosque".

El día que González entró en una sucursal del First Federal Bank, pensó en todo lo que ya había pasado, incluido un incendio en una casa que alquilaba que destruyó todas sus pertenencias: no se había salvado nada y el seguro no la ayudó a su pequeña familia. Tuvieron que trasladarse a un refugio y empezar de cero.

Este sería otro comienzo más, uno que con suerte conducirá a un final más feliz.

Con la ayuda de la funcionaria bancaria Liz Falcón y la oficial de préstamos Verónica Sánchez, González estaba en camino de convertirse en propietaria de una vivienda.


"Vine aquí igual que Luz, por sueños. Acabo de comprar mi primera casa hace dos años", dijo Sánchez, también originaria de México. "Conozco el proceso. Es estresante, es tedioso. Si no hablas inglés, esa es otra barrera. Y Luz se ganó mi corazón. Queríamos hacer todo lo que pudiéramos para ayudarla".

Cuando González se enteró de que calificaba para un préstamo hipotecario, su sueño se hizo aún más claro.

"El banco hizo todo por mí, seguro que sí. ... Fueron muy amables y me hicieron sentir que podía hacerlo. Me dijeron exactamente lo que tenía que hacer y todo fue fácil", dijo González. "Podríamos hacerlo todo lo que teníamos que hacer era tener disciplina".

Pasado un tiempo, posterior al proceso de solicitud, después de que se financió su préstamo, después de que se presentó y aceptó una oferta, González y sus hijos cruzaron la puerta principal de su Sueño Americano y están disfrutando de su libertad, de las restricciones de vivir en un apartamento.

“Eres libre en una casa”, dijo González. “Puedes hacer lo que quieras. Conoces a tus vecinos. ... Planeo quedarme aquí por mucho tiempo".

Ella le da crédito a su hermano, quien vive en el área, por animarla a venir a los Estados Unidos en primer lugar.

"El sueño americano me trajo aquí", dijo González. "Mi hermano que vive aquí, me dijo: ‘Te mereces tener tu propia casa, aquí’. Sólo ven. Me dijo lo fácil que era".

Sánchez dijo, que anima a otras personas que puedan tener dudas sobre comprar una casa, a que simplemente vengan y aprendan por sí mismos lo fácil que es el proceso de comprar una casa.

Sánchez dijo: "Ven con nosotros, para que podamos ver qué te detiene. ¿Es crédito? Podemos ayudarlo enviándolo a algún lugar que le ayude a reconstruir su crédito”, dijo. “Tal vez sea el dinero. Recibimos una ronda de dinero con la que podemos ayudar a las personas con su pago inicial. Hay mucha ayuda por ahí. Queremos ayudar a nuestra gente a generar riqueza".

Ser propietario de una casa no sólo genera un patrimonio, dijo Sánchez, sino que también brinda a las familias una sensación de seguridad, que todos merecen.

"Nuestros niños merecen un lugar donde vivir seguros y felices", dijo Sánchez. "Es cuestión de no tener miedo y venir a ver qué podemos hacer, como Luz. ... será alcanzable se hará si trabajas para ello. Puedes hacerlo. Luz lo hizo".

González dijo que estaba de acuerdo en que si otros simplemente se esforzaban, encontrarían que el proceso era más fácil de lo que imaginaban.

"Para mucha gente, es sólo una casa", dijo González. "Pero para mí era una meta". Y no ha terminado, su próxima meta es ir a la universidad y obtener un título.

Para obtener más información, llame al (913) 233-6120 o visite www.ffbkc.com/borrow/veronica-sanchez/.