Hinchas lamentan la derrota de México ante Argentina en el Mundial FIFA





Fanáticos locales se enfocan en la organización del evento 2026 en Kansas City





Los aficionados al fútbol de la Copa Mundial de la FIFA en el Power and Light District todavía hablan de la derrota de México ante Argentina el sábado pasado. Muchos aficionados tenían motivos para celebrar, mientras que otros estaban desconsolados por el marcador final, Argentina 2 – México 0. El martes, Estados Unidos venció a Irán por marcador de 1-0.







En el restaurante mexicano Teocali, los fanáticos se unieron al propietario Enrique Gutiérrez para ver la fiesta de la Copa Mundial de la FIFA. Gutiérrez es un fanático del equipo de México, y en su juventud jugó una buena cantidad de fútbol.





Los propietarios de La Mega, Ann e Yvan Nubia, junto con Telemundo de Kansas City, organizaron una fiesta para ver la Copa Mundial de la FIFA en KC Power and Light District. Estaban orgullosos de presentar al alcalde de KC, Quinton Lucas, una camiseta personal durante la fiesta por las eliminatorias de la Copa Mundial de la FIFA.



TRADUCE GEMMA TORNERO
A pesar de la tristeza en los rostros de los fanáticos de la Copa Mundial en el Power and Light District, el 26 de noviembre, luego de la derrota de México por 2-0 ante Argentina, muchos fanáticos dicen que todavía tienen esperanzas de victoria. Otros, sin embargo, ya están poniendo ese optimismo en 2026, cuando Kansas City está programada para ser una de las ciudades anfitrionas de la Copa del Mundo de ese año.


El entrenador de fútbol local, Ricky Olivares, dijo que el equipo mexicano simplemente no cumplió con las expectativas y que era evidente que Argentina trajo un juego mejor y más sólido al campo.


"En la segunda mitad, no parecía que México estuviera sincronizad", dijo Olivares. "Cuando empataron con Polonia, se apagaron y se veían cansados, y eso fue lo que vimos contra Argentina".


México todavía tiene un juego más el miércoles, pero Olivares dijo que ve su victoria como una posibilidad remota.


"Están en el fondo del barril", dijo. "Ahora necesitan que Argentina venza a Polonia y México necesita vencer a Arabia Saudita".


Olivares, quien ha sido entrenador de fútbol durante más de 20 años, dijo que la selección mexicana no mostró el frente unido al que están acostumbrados sus aficionados.


"México no ha sido el México de la tradición, el México de antaño. Fueron a la Copa del Mundo y tenían una oportunidad de pelear. Estabas frente a una potencia que te podía hacer daño y no podemos decir eso ahora”, observó Olivares. “…Los fanáticos están ahí. Los aficionados mexicanos conocen su fútbol, ​​así que cuando hay problemas como los que estamos enfrentando ahora, son los mayores críticos del equipo”.


El propietario del podcaster local La Mega, Yvan Duin-Obregón, quien tomó fotos de la multitud en el distrito Power and Light, dijo que tiene esperanzas para México a medida que se acerca su juego final.


“Aunque (los fanáticos) estaban tristes, saben que tienen otra oportunidad de avanzar a la siguiente ronda", dijo. "Fue triste, pero todavía tenemos esperanza".


Los números muestran que la afición de México no está solo en las gradas, sino en todo el mundo. Según un artículo del 28 de noviembre de The Associated Press, el enfrentamiento México-Argentina atrajo a 8,9 millones de espectadores en los servicios de transmisión de Telemundo y Peacock.


Olivares dijo que esos números reflejan la creciente popularidad del fútbol no solo a nivel mundial, sino también a nivel local.


“Cuando aparecieron los Wizards por primera vez, había 5000 o 6000 personas asistiendo a los juegos. Si se compraba un boleto, era fútbol americano o béisbol”, recordó. “Pero esos niños ahora eligen el fútbol, ​​y puedes verlo en Children’s Mercy Park cuando se agotan las entradas. Van a un partido de fútbol, ​​no de fútbol americano o de béisbol. Ha crecido y sigue creciendo. Definitivamente lo vemos aquí en Kansas City”.


Esa emoción alcanzará un punto álgido dentro de cuatro años, cuando Kansas City traiga la Copa del Mundo de 2026 a la ciudad, y eso es suficiente para desviar la atención de la derrota del fin de semana pasado ante Argentina, según otros fanáticos locales.


"Tengo boletos de temporada en Arrowhead, así que espero que nos den preferencia", dijo Steven Reyes sobre la venta de boletos para 2026.


Su padre, Jimmy Reyes, dijo que ya está emocionado por lo que traerá el 2026.


"Será un momento emocionante para ser un ciudadano de Kansas, pero todavía no lo he asimilado", dijo. "Es como tener el Super Bowl aquí, solo que magnificado 10 veces”.


Y el propietario de una pequeña empresa local, Enrique Gutiérrez, del restaurante mexicano Teocali, que organizó una fiesta para ver el partido del 26 de noviembre, dijo que no importa quién gane, está asombrado por la capacidad del fútbol para unir a la gente.


"Le da a la gente la oportunidad de pasar el rato y estar juntos, simplemente te olvidas de la política y lo que está pasando en el mundo y solo te enfocas en el juego", dijo Gutiérrez. "Es cursi, pero esa es la mejor parte del fútbol". Gutiérrez espera con ansias el 2026 cuando la Copa del Mundo llegue a Kansas City. "Será excelente para nuestra ciudad y para las empresas del área, pero lo más importante será excelente para Kansas City".