Líderes y comunidad de KC listos para enfrentar
la violencia armada





“¡Estoy enojada! No estoy con desesperanza”, dijo Peters Baker





Andrea García tiene tantas memorias de su hermano mayor John Paul “JP” García. Hace 9 años, este mes, que lo mataron a solo unas cuadras de su casa. Andrea, su padre John Garcia Sr. y los hijos de JP han tenido que vivir con este dolor. Y así ha sido para muchas otras familias, el dolor nunca desaparece.



TRADUCE GEMMA TORNERO


Personas hartas de la violencia armada en el área metropolitana de Kansas City llenaron el Centro de Educación Penn Valley, en Kansas City, Missouri y exigieron acciones para detener los asesinatos sin sentido en sus vecindarios.

¿Estás indignado? ¡Sí! Pero estar indignado no es suficiente. Nuestros hijos tienen miedo. No podemos permanecer callados o pasivos ante lo que está sucediendo. Tenemos que tomar medidas al respecto y no podemos renunciar”, dijo el congresista Emanuel Cleaver II.

La semana pasada, el congresista Cleaver, el alcalde Quinton Lucas, el jefe de policía de Kansas City Rick Smith, y varios grupos de prevención de violencia armada se unieron para pedir el fin de la violencia en la ciudad.

Andrea García perdió a su hermano John Paul García hace nueve años, el 8 de agosto, a causa de la violencia armada. Ella no sabía que el congresista Cleaver celebró una reunión comunitaria para discutir acciones para detener la violencia.

Ella quiere que los líderes comunitarios y gubernamentales sepan que el tema de la violencia armada es un tema serio que debe abordarse ahora y no más adelante. Ella quiere ver una conversación continua sobre violencia armada durante todo el año y no solo cuando ocurre un tiroteo masivo en el país.

“Cuando pierdes a un integrante de la familia por homicidio, afecta a la familia por generaciones. Este tema debe tratarse como una emergencia, no podemos continuar retrasándolo año tras año, verano tras verano. Simplemente no podemos permitirlo, nuestras familias no pueden permitirlo, nuestros hijos no pueden permitirlo”, dijo García.

El jefe de policía de Kansas City, Missouri, Rick Smith, se dirigió al auditorio abarrotado e informó que hasta el pasado miércoles 7 de agosto hubo 87 homicidios en Kansas City. Nueve homicidios más que el año pasado en la misma fecha. Además, el 7 de agosto de 2019, 309 personas habían recibido disparos en Kansas City.

“Esos son hechos que te bajan a la realidad”, dijo el Jefe Smith.

La recompensa de TIPS en Kansas City se ha elevado recientemente a $ 25,000 dólares por información que conduzca a un arresto en un caso de homicidio. El Jefe Smith declaró en la reunión, “hace varias horas pagamos nuestro primera recompensa”.

En Missouri, cualquier persona de 19 años o más puede llevar un arma oculta sin ningún tipo de entrenamiento o licencia, según el Jefe Smith, y continuó diciendo, “para ir a cazar en el estado necesita entrenamiento y una licencia”.

Jean Peters Baker, fiscal del Condado de Jackson, ve a las familias deshechas en la sala del tribunal después de que la violencia ha tocado sus vidas.

“¡Estoy enojada! No estoy con desesperanza. El día que pierda la esperanza será el día en que le entregue la batuta a otra persona. Te mereces líderes que no están desesperados. Este problema no es caso perdido. Debemos exigir más de nuestros líderes. Jefferson City ha aprobado en los últimos 15 años una serie de leyes que obstaculizaron mi vida y mi trabajo como fiscal. Estas leyes no fueron iniciadas, no fueron promulgadas por los fiscales para tener estos cambios. Ningún fiscal en el estado de Missouri solicitó la ley Stand Your Ground. ¿Por qué la tenemos, por qué sucedió eso?”, dijo Peters Baker.

Líderes y organizaciones de la comunidad tomaron una postura para detener la violencia armada, ellos pidieron a las personas que usaran sus voces y enviaran un mensaje a sus senadores estatales en Jefferson City, Missouri, pidiendo que quieren mejores leyes sobre armas.

“Nuestras voces necesitan ser escuchadas. No quiero escuchar más tragedias. No quiero escuchar más lágrimas. No quiero escuchar que nuestros adolescentes, los que crecen aquí, están acostumbrados a escuchar disparos de armas, a perder seres queridos por la violencia. Necesitamos que menos personas en esta ciudad tomen las armas y a más personas que demuestren amor en nuestra comunidad”, dijo el alcalde Quinton Lucas.

Según el congresista Cleaver, la segunda enmienda no cambiará.

“Hay declaraciones fraudulentas por ahí de que vamos a tomar las armas de todos. Nadie va a quitarle las armas a nadie en el país. Si quieres matar a Bambi o la familia de Bambi, no necesitas un arma de asalto”, dijo.

Cleaver ha impulsado una ley que mejoraría las verificaciones de antecedentes de las personas que compran un arma en las exhibiciones de armas.

“Hay 300 millones de estadounidenses, casi todos apoyan las verificaciones de antecedentes y un estadounidense lo está retrasando. Necesitamos un proyecto de ley que indique que si alguien es arrestado por violencia doméstica, entonces no pueden poseer un arma”, afirmó.

Peters Baker dijo que las personas en Missouri no son malas personas, no son personas inmorales, son buenas personas que merecen una mejor legislación.

“No es un accidente que estemos en esta postura, es porque hemos liberalizado las armas hasta el punto de que aquí es peligroso”, dijo.

García espera que la gente se detenga y piense en la cantidad de jóvenes cuyas vidas se pierden diariamente. Detente y piensa si esas personas podrían haber vivido sus vidas, qué talento habrían traído a sus vecindarios y a la comunidad.

“Mi hermano era músico. Estamos perdiendo gente talentosa. Eso me rompe el corazón ... ¿te imaginas si perdemos gente que ha hecho grandes cosas en nuestros vecindarios? Pensemos en Paul Briones, hizo recaudaciones de fondos y ayudó en su comunidad, ¿te imaginas si algo sucede en la joven vida de Paul y él no estuviera aquí? Todo lo que ha hecho no habría sucedido su grandeza se habría detenido. ¿Qué pasaría si Chato Villalobos nunca se convirtiera en un oficial de policía? ¿Qué pasaría si hubiera sido llevado por un tiroteo cuando era niño? ¿Qué pasa si las personas son asesinadas antes de entrar en su grandeza? No se les da la oportunidad de envejecerá”, dijo García.

El alcalde Quinton Lucas preguntó a la multitud cómo podemos determinar el progreso en ciencia y educación, pero las personas más inteligentes no se ponen de pie y dicen que debemos marcar la diferencia con la violencia armada.

“Estamos viendo nada menos que un genocidio masivo en nuestra comunidad. Nada menos que una devaluación de las vidas, particularmente las vidas de los negros. Lo que vemos en nuestras comunidades año tras año son a personas que intentan decirnos que no es necesario cambiar. Yo digo que sí”, afirmó.

Rosalyn Temple, Madres a Cargo planteó una pregunta para la comunidad. “

¿Por qué estamos tan enojados el uno con el otro?”

Karen Rogers, de Madres Demandan Acción , se puso de pie y le pidió a la comunidad que se uniera a su organización en la lucha contra las armas y el asesinato de vidas jóvenes.

“Me rompe el corazón ver a tanta gente afectada. Soy padre y mi hijo estaba a punto de comenzar el jardín de infantes cuando Sandy Hook sucedió. Todos deberíamos ser libres de vivir sin temor a que nos disparen. Una vez más, vemos tiroteos masivos que captan la atención de los medios, pero la violencia armada destruye la vida de los estadounidenses. Esta es una crisis que exige una acción urgente”, dijo Rogers.

García conoce de primera mano el círculo vicioso de la violencia. Ella sabe cómo una bala puede matar, pero también cómo esa bala desgarra a una familia y deja un agujero enorme, una generación de familias perdidas. Cuando su hermano John Paul murió, dejó a un hijo y una hija pequeños y ella perdió a su mejor amigo.

“No puedo explicar quién era su padre. Puedo contarles historias sobre sus películas favoritas, comidas, lo que le gustaba hacer, pero están creciendo sin su padre. Estos niños están creciendo con un corazón incompleto”, dijo García.