KC extiende el horario comercial para bares y restaurantes





“Estas son personas a las que estamos tratando de proteger y cuidar”





David López dice, “que la mayoría de los restaurantes han perdido entre el 65 y el 70 por ciento de sus ventas desde marzo pasado”.



TRADUCE GEMMA TORNERO


El reciente anuncio del Alcalde de Kansas City, Quinton Lucas, que permite que los bares y restaurantes locales mantengan sus puertas abiertas hasta la medianoche es una buena noticia para una industria asediada, pero al menos el propietario de un restaurante local dice que los restaurantes de Kansas City todavía tienen un largo camino por recorrer para recuperarse financieramente de los efectos del COVID-19.


El gerente general, David López, del restaurante mexicano Manny’s, y quien también se desempeña como presidente de la Asociación de Restaurantes de la Zona Metropolitana de Kansas City dijo a Hispanic News, “El anuncio del alcalde es una buena noticia para los dueños de restaurantes en la ciudad”, y alienta a los dueños y gerentes de restaurantes a que también tengan en cuenta la seguridad de sus clientes y empleados.


“Estamos muy receptivos a (el anuncio del alcalde de ampliar el horario del restaurante). Antes de eso, habíamos estado rodando con un cierre de las 10 p.m.”, señala López. “Hay que tener mucho cuidado al hablar de salud pública y de la vida de las personas. … La parte más difícil de (operar durante la pandemia) es que tenemos que hacer todo lo posible para ser competitivos en este mercado, para mantener nuestras luces encendidas, mantener las puertas abiertas y permitir que nuestros empleados se ocupen de sus familias”.


La noticia es especialmente bienvenida después de un año calendario en el que se estima que el 15 % de los restaurantes locales cerraron.


“Nuestra industria ha sido pateada en los dientes. Ha sido un año espantoso, terrible”, dice López. “Para nosotros, tener este cierre de medianoche es definitivamente un paso en la dirección correcta”.


Más propietarios de restaurantes locales también parecen ser optimistas de cara al 2021. Según una encuesta reciente, realizada por la Cámara de Comercio de la Zona Metropolitana de Kansas City, el 64 % de los propietarios de negocios encuestados indicaron que están “muy seguros” de que su negocio se recuperará por completo de la pandemia y los efectos económicos que la acompañan, mientras que el 31 % dijo que tienen “algo de confianza”. Solo el 4 % indicó que “no tenía mucha confianza” y un insignificante 1 % indicó que “no tenía ninguna confianza”.


“Por naturaleza, los emprendedores y propietarios de pequeñas empresas solucionan problemas, se enfrentan a un desafío, y 2020 ciertamente repartió más de lo que le correspondía”, dice María Meyers, directora ejecutiva del Centro de Innovación de UMKC y fundadora de SourceLink, que ayudó con la encuesta.


López dice que tiene mucha confianza en que la recuperación de los restaurantes es posible mediante una buena comunicación con los funcionarios de la ciudad, manteniendo los gastos lo más bajos posible y garantizando la seguridad de los recursos humanos: sus empleados.


La asistencia del gobierno federal en forma de préstamos PPP para pequeñas empresas, así como un aplazamiento de ciertas tarifas para las empresas que generan menos de $ 2 millones por año, es muy bienvenida para las pequeñas empresas, dice López, porque a pesar de que las puertas de los restaurantes están cerradas a los clientes, las facturas no dejan de llegar.


“Sufrimos. Nuestras facturas no se detienen. Todavía tenemos que mantener las luces encendidas, pagar las tarifas de procesamiento de tarjetas de crédito, hacer que los comestibles entren por nuestra puerta trasera. Todavía tenemos que pagar esas facturas”, dice López, y agrega que la mayoría de los restaurantes han perdido entre el 65 y el 70 % de sus ventas desde marzo pasado. “No se puede retroceder. ¿Cómo recuperas eso? Vemos que el gobierno federal finalmente comienza a responder con una segunda ronda de préstamos PPP. Ha sido difícil para nosotros superar esto sin la ayuda del gobierno federal”.


La comunicación con el gobierno a nivel local y estatal también ha sido un salvavidas para muchos propietarios de restaurantes, agrega López. Pero son los dueños de restaurantes y los empleados de color los que han sido los más afectados.


“Todos estos funcionarios de la ciudad han hecho lo mejor que han podido al medir el impacto económico de esta pandemia”, dice. “Pero son las comunidades latina y negra las que realmente están siendo golpeadas por esta pandemia. También se trata de la vida de las personas. Ha sido realmente triste. Las personas que lavan nuestros platos, que sirven nuestra comida, que se ocupan de nuestros clientes, son personas a las que también estamos tratando de proteger y cuidar. Estamos tratando de formar una alianza con un espíritu de unidad sin importar la raza, el género o en lo que usted crea. Todos somos ciudadanos de Kansas. Mi padre Manny López se sintió así, yo me siento así. Tenemos que unirnos para intentar superar este momento”.


López dice que alienta a los propietarios de restaurantes e incluso a los empleados a participar en la asociación de restaurantes. Dicha participación proporcionará recursos y apoyo invaluables para ayudarlos a capear la tormenta de la pandemia y sus múltiples efectos.


“Los pequeños restaurantes (deberían) involucrarse con nuestra asociación, obtener la mayor cantidad de información posible”, dice López. “Tenemos que hacer todo el bien que podamos, y eso incluye proteger a los clientes siguiendo las pautas de los CDC. Es responsabilidad de cada propietario de una pequeña empresa cuidar de las personas que cruzan nuestras puertas y cuidar de nuestros clientes”.


Con esos sistemas de apoyo en su lugar, dice López, siente que la industria puede volver más fuerte que nunca. Es una industria que es adaptable y resistente.


“Ninguna industria puede recuperarse más rápido que la industria de los restaurantes”, dice. “Podemos traer gente de inmediato y generar empleos. Podemos hacer que nuestra comunidad vuelva a funcionar, dar la bienvenida y cuidar a las personas, dándoles esta normalidad que anhelan en este momento. Eso incluye contratar y hacer que la gente vuelva a trabajar”.


Mientras tanto, López dice que él y los propietarios de pequeñas empresas, en todo el área metropolitana, pueden sobrevivir a la pandemia si simplemente se unen, hacen lo mejor para sus empleados y clientes y trabajan con los funcionarios locales en cada paso del camino.


“Felicito al alcalde Lucas, felicito al Ayuntamiento, pero todavía hay trabajo por hacer”, dice López, “y todavía tenemos decisiones que podemos tomar que pueden impactar absolutamente a nuestra industria, y tenemos que hacerlo juntos”.


Para obtener más información sobre la Asociación de Restaurantes de Kansas City, visite www.morestaurants.org/greater-kansas-city.html.
____________________________________________________________________

Pautas de seguridad COVID019 actualizadas para empresas locales de la Oficina del Alcalde de Kansas City, Quinton Lucas:

• Los restaurantes, tabernas, bares y todos los demás lugares, incluidos los espacios para bodas y otros eventos, cerrarán a la medianoche, requerirán distanciamiento social entre las diferentes partes y limitarán el número de ocupantes en el interior a no más del 50 por ciento de la ocupación del edificio.

• Los usuarios de interiores y exteriores en estas instalaciones deben estar sentados y también usando mascarilla en todo momento, excepto cuando coman o beban activamente. Las fiestas en el interior y al aire libre están limitadas a un máximo de 10 personas y las reuniones entre si se deben espaciar con no menos de seis pies de distancia entre ellos y las personas de otras partes.

• Los restaurantes, tabernas y bares deben informar de inmediato los casos conocidos de COVID-19 al Departamento de Salud de Kansas City. • Las reuniones en interiores están limitadas a un máximo de 10 personas.

• Se deben usar mascarillas en todos los espacios interiores con más de una persona por habitación y espacios al aire libre donde no se puede mantener el distanciamiento social.