Las Girl Scouts están emocionadas de pasar el día con mujeres socorristas





Camp Fury existe en diez consejos diferentes de Girl Scouts en los Estados Unidos





TRADUCE GEMMA TORNERO


Las Girl Scouts del Noreste de Kansas y el Noroeste de Missouri se entrenaron junto a mujeres bombero y oficiales de la ley para aprender habilidades de la lucha contra incendios y EMS, practicar técnicas de defensa, realizar ejercicios físicos y desarrollar habilidades de investigación durante un campamento de un día, Catching Fury. El objetivo del campamento era introducir a las jovencitas en los servicios de bomberos y policía.


El campamento se llevó a cabo durante dos sábados: el primero en Kansas City, Missouri con bomberos y policía, y el segundo campamento en el Departamento de Bomberos de Kansas City, Kansas. El esfuerzo de colaboración entre los departamentos de bomberos, la policía y el servicio de emergencias médicas en Kansas y Missouri les dio a las niñas de 8º y 9º grado una mirada a los trabajos que han sido carreras dominadas por hombres.


El Jefe de Bomberos de Kansas City, Kansas, Michael Callahan, asistió al evento como observador. Estaba feliz de ver a las jóvenes llenas de energía y entusiasmo por éste día. Él apoya el trabajo que se realizó para llevar el campamento a las jóvenes de la ciudad y espera que las mujeres se sientan atraídas a considerar el servicio de bomberos como un trabajo.


“Las mujeres en general están poco representadas en el servicio de bomberos. Esta es una manera importante de introducir a las mujeres en el servicio de bomberos y el servicio de policía”, dijo.


El lema de Coraje, Confianza y Carácter de las Girl Scouts fue el tema del campamento. La misión del evento fue mostrar a las jóvenes que pueden ingresar a las fuerzas laborales dominadas por hombres.


“Las mujeres que están aquí dando su tiempo como voluntarias con las niñas, tienen mucha confianza, han abordado carreras donde no hay muchas mujeres, algunas de las mujeres aquí son las primeras mujeres en su departamento. Esperamos capturar ese sentimiento y mostrarles a las chicas que hicieron esto y que ellas también puede hacerlo”, dijo la Jefa del Batallón, Jennifer Johnson.


El campamento trata sobre la exploración de las vidas de mujeres policías, bombero y EMS, y las niñas ven una muestra de lo que se hace en esos trabajos.


El próximo año, el equipo de socorristas de Kansas y Missouri acogerá Camp Fury, un campamento de una semana de duración para niñas de 10º, 11º y 12º grados. Camp Fury fue diseñada en Arizona por las jefas de bomberos Laura Baker y Cheryl Horvath para llevar a más mujeres al servicio de bomberos.


Camp Fury existe en diez consejos diferentes de Girl Scouts en todo Estados Unidos. Ann Einig, Directora de Girl Scouts de STEAM y Community Partnerships, estaba buscando actividades para que participaran sus scouts y descubrió un video sobre el campamento.


“Dije que teníamos que hacer esto aquí. Me puse en contacto con la policía y los bomberos de Kansas City, Missouri y Kansas City, Kansas y todos se subieron a bordo del proyecto y quisieron hacerlo”, dijo.


El valor, la confianza y el carácter son valores fundamentales de las Girls Scouts y, según el cofundador de Camp Fury, Baker, esos valores están en el programa que ofrecen a las niñas.


“El coraje de hacer cosas que nunca has hecho, la confianza para creer realmente en ti misma y el carácter es simplemente ser nuestro propio ser, auténtico, y quiénes somos como mujeres”, dijo.


Mujeres bombero y los oficiales de policía pasaron el día en Kansas City, Kansas trabajando con las Girl Scouts mientras aprendían RCP, cómo sostener una manguera contra incendios, cómo usar la autodefensa y cómo comportarse durante una parada de tránsito fueron algunas de las actividades que llenaron su día.


Cuando la capitana Marisa Barnes, del Departamento de Policía de Kansas City, Missouri era una jovencita, las mujeres no tenían carreras policiales. Ella hubiera deseado que existiera un campamento como Camp Fury y Catching Fury cuando ella era una niña.


“Si las jóvenes no han estado expuestas a este tipo de actividades o nuestras carreras, ellas no creen que puedan hacer cosas como esta. Pero tienes a todas estas mujeres fuertes, que vienen a mostrarles cómo hacerlo y están animándolas. El verlas decirles que no pueden hacerlo, y ya cuando tienen éxito, se pueden ver los cambios en ellas, incluso cuando caminan, mantienen la cabeza erguida, los hombros hacia atrás, eso demuestra que están ganando confianza”, dijo la Capitán Barnes.


La jefa del batallón, Jennifer Johnson, del Departamento de Bomberos de Kansas City, Kansas, estaba emocionada de trabajar con la organización de Girl Scouts y otras mujeres que representan a Kansas y Missouri en el campo de los servicios de emergencia para llevar el campamento Catching Fury a la ciudad.


Las líderes del equipo de Catching Fury comenzaron a reunirse mensualmente y, a medida que se acercaba el campamento, se reunían semanalmente para asegurarse de que tenían sus actividades programadas, así como el almuerzo y las bebidas para el día, y estaban encantadas de que las organizaciones locales ayudaron a patrocinar a las jóvenes para asistir al campamento.


“Tuvimos una buena mezcla de chicas de nuestra comunidad, de Kansas City, Missouri, del Condado de Johnson, Lawrence y otras áreas de Missouri. La organización de Girls Scouts estuvo fantástica al ayudarnos a manejar el registro y hacer correr la voz sobre el campamento”, dijo la Jefa de Batallón, Johnson. Este es el primer campamento de Catching Fury que se realizó en asociación por dos estados. Los bomberos y la policía de Kansas City, Kansas y Kansas City, Missouri, y la oficina del Sheriff del Condado de Wyandotte aprovecharon la oportunidad para trabajar con las Girl Scouts y capacitar a las jóvenes, para que supieran que su futuro puede ser cualquier cosa que quieran.


“Uno de nuestros objetivos al poner esto en el Condado de Wyandotte era asegurarnos de que las niñas de nuestra comunidad que quisieran participar, pudieran hacerlo. Se establecieron becas para todas las niñas en el Condado de Wyandotte que quisieran venir al campamento y eso fue posible por nuestros patrocinadores”, dijo Johnson.


La sargento Tiffany Davis, oficial de policía de Kansas City, Missouri, estaba feliz de que le pidieran que fuera voluntaria en el campamento.


“Puedo mostrarles a las chicas que pueden ir al terreno que quieran, no dejes que nadie diga que no es posible porque eres mujer”, dijo Davis.


Ella espera que cuando las niñas salgan del campamento, regresen a sus vecindarios, a sus familiares y amigos y les digan: “Nos reunimos con estos bomberos y policías realmente geniales en el campamento de Catching Fury. No son malos, no están ahí para llevarnos a la cárcel, están ahí para ayudarnos”.


Davis y Barnes esperan que las niñas en el campamento los vean como mentores y como alguien a quien pueden llamar si tienen preguntas.


“Al ver las miradas de estas chicas jóvenes cuando llegan, verlas cambiar a lo largo del día a medida que ganan confianza, al final del día, los lazos que hemos formado son especiales”, dijo Barnes.


Natalie Martínez, de noveno grado, está considerando el cuerpo policiaco como una carrera.


“Quiero ser un oficial de policía, así que estoy muy emocionada de poder interactuar con las policías y las actividades que han planeado para nosotros”, dijo.


Martínez fue un participante entusiasta en los simulacros de incendio y disfrutó aprendiendo cómo hacer una sentadilla adecuada y usar sus piernas como un tronco para mover un neumático grande y objetos pesados. Cuando ella y sus compañeras de equipo hicieron una carrera de relevos con mangueras contra incendios, ella dijo: “llevar una manguera contra incendios fue difícil, hizo que mis brazos se cansaran”.


Samantha Brack es una bombero voluntaria en el Departamento de Bomberos de Edwardsville. Ella ha estado trabajando allí durante los últimos cuatro meses mientras asistía a la Academia de Bomberos del Colegio Comunitario del Condado de Johnson. Cuando se gradúe en diciembre de 2019 y tenga su certificación EMT, será una empleada.


“Mientras asistía a la universidad, el Jefe de Bomberos de Edwardsville se comunicó conmigo para trabajar allí. Las personas son excelentes, te apoyan y te ayudan a aprender. Me siento muy cómoda allí”, dijo Brack.


Ella encuentra el trabajo emocionante y le gusta ayudar a la gente.


“He estado en un montón de llamadas de EMS, todavía no hay llamadas de fuego”, dijo.


Mientras trabajaba con el grupo de chicas en Catching Fury, estaba feliz de ver a las chicas aprendiendo y creciendo en confianza.


“Podemos verlas sintiéndose seguras de sí mismas, ellas ven que tienen fuerza y ​​demostrarles que son fuertes les da poder. Este día es sobre amar ser una niña, animar a otras niñas y brindar apoyo”, dijo Brack.


Para Ashley Rodríguez, estudiante de 9no grado, la actividad favorita en el campamento fue el relevo de la manguera de fuego y una actividad de yoga.


“Esto ha sido muy divertido. Estaba emocionada de estar aquí”, dijo.


La planificación y el trabajo en el campamento de un día, Catching Fury, también reunió a las socorristas de Kansas y Missouri. Formaron amistades y vínculos, y esperan seguir en contacto después de terminado el campamento.


“Ha sido genial conocer a las otras socorristas, aquí, en el Condado de Wyandotte, pero también en el lado de Missouri. Sabemos que estamos ahí afuera, pero simplemente no hemos interactuado antes , dijo la Jefa de Batallón, Johnson.


Cuando la Jefa del Batallón, Johnson, se unió al Departamento de Bomberos de Kansas City, Kansas en octubre de 1997, no había muchas mujeres en el trabajo. Tenía 30 años cuando llegó al departamento. Era un trabajo que ella no había considerado por sí misma hasta que un familiar la animó a mirar el trabajo.


“Me contrataron aquí antes de completar mi entrenamiento de paramédicos, por lo que me contrataron como EMT. Comencé como un bombero regular de back-end. “Cuando era nueva en el trabajo y siendo una bombera, no entendía lo importante que era”, dijo.


Ella le da mucho crédito a sus compañeros de trabajo que trabajaron con ella para aprender el trabajo y demostrarle que podía hacer el trabajo.


“Tengo que dar mucho crédito a los hombres con los que trabajé al principio de mi carrera. Tampoco fue un gran problema para ellos, o al menos, nunca dejaron que fuera así “, dijo.


A lo largo de los años, Johnson se mudó desde la parte trasera del camión de bomberos hasta convertirse en conductor, luego se desempeñó como Capitana y durante un tiempo fue investigadora de incendios.


“Realmente disfruté mucho ese trabajo. Fue un trabajo realmente interesante y muy genial. Es un rompecabezas, juntando todas esas piezas de lo que inició el fuego, quién inició el fuego y por qué. Es una mirada diferente al trabajo que había hecho a lo largo de los años“.


Pregunte a cualquier personal de primera respuesta qué les gusta de su trabajo y todos dicen que quieren cuidar de las personas y su comunidad.


“Si te gusta cuidar de la gente, este sigue siendo el lugar correcto. Mientras trabajaba aquí, me di cuenta de que para mí también era importante cuidar de mi comunidad”, dijo Johnson.


Los líderes del equipo de Catching Fury planean traer Camp Fury a la comunidad el próximo año. Camp Fury será para niñas de 10º, 11º y 12º grado y será un campamento de una semana de duración. Las Girl Scouts permanecerán en Camp Prairie Schooner, en Lees Summit, Missouri y luego tendrán un día designado con cada agencia de policía en los departamentos de bomberos de Kansas City, Kansas y Kansas City, Missouri.



La jefa del batallón, Jennifer Johnson, instruye a una integrante de Girl Scouts que asiste al campamento Camp Fury en Kansas City, Kansas, a cómo dirigir el extintor hacia el fuego.