Centros Guadalupe recibe kit de RCP,
capacitación en RCP para deportes juveniles





“No debemos tener miedo de ayudar a los demás”





Marcus Murguia, dijo que esta clase de RCP es muy útil. “No debemos tener miedo de ser un buen samaritano y ayudar a los demás”.





DeEtta Lee (derecha), directora de comunicaciones de la asociación, dijo que brindar ayuda en forma de RCP es simple y que los pasos son fáciles de recordar.



TRADUCE GEMMA TORNERO


Se sabe desde hace mucho tiempo que los Centros Guadalupe cambian vidas, pero ahora, también podría salvar vidas. La institución recibió un kit de RCP Jóvenes en Deportes de parte de la Asociación Estadounidense del Corazón como parte de la campaña de la asociación "Héroes Salvando Corazones" para el Mes de la Herencia Hispana. El 12 de septiembre, representantes de la asociación presentaron el kit al personal de los Centros Guadalupe, así como una breve capacitación sobre cómo usar la RCP para salvar vidas, tanto dentro como fuera del campo. Según un comunicado de prensa de la Asociación Estadounidense del Corazón, los latinos corren un mayor riesgo de sufrir un paro cardíaco fuera del hospital debido al acceso limitado a una educación y atención médica de calidad. La presentación del kit de RCP y la capacitación en RCP son los primeros pasos para cerrar esa brecha, según Laura López, de la Asociación Estadounidense del Corazón. "Queremos asegurarnos de que los entrenadores de los Centros Guadalupe estén capacitados para salvar vidas y puedan hacerlo", dijo López. "Sabemos que si alguien se derrumba, queremos asegurarnos de que las personas a su alrededor puedan verificar si la persona está respirando y, si no, hacer RCP. Las personas no tienen que estar capacitadas profesionalmente para realizar RCP. Muchas personas tienen miedo de entrar en acción cuando ven que alguien colapsa, pero el tiempo es esencial cuando alguien se derrumba”. López agregó, que es menos probable que los adultos ayuden a alguien que requiere RCP porque temen que puedan lastimar aún más a la víctima en sus intentos de ayudar. Sin embargo, es más probable que los niños den un paso al frente y ayuden si han sido capacitados en el uso de RCP. "Muchas veces, las personas alrededor (de la víctima) no saben RCP, pero sabemos que si los jóvenes están capacitados en algo, entrarán en acción rápidamente", dijo López. DeEtta Lee, directora de comunicaciones de la asociación, dijo que brindar ayuda en forma de RCP es simple y que los pasos son fáciles de recordar: si observa que alguien tiene dificultad para respirar, pregúntele si está bien, llame al 911 y luego presione con fuerza. y rápido en el centro de su pecho. “Cuando haga las compresiones, use la base de la mano, entrelace los dedos, colóquelos en el medio del pecho (de la víctima) y presione con fuerza y ​​rapidez al ritmo de la canción ‘Staying Alive’ o ‘Baby Shark, ‘”, dijo Lee a la multitud que se había reunido para el entrenamiento de RCP. "Vas a hacer eso hasta que lleguen los profesionales médicos. En grupos más grandes, querrá alternarse, porque hacer RCP puede ser agotador”. López dijo que los adultos pueden darse resucitación cardiopulmonar unos a otros, y los niños también. Los niños, añadió, pueden incluso dar reanimación cardiopulmonar a los adultos. No importa quién esté en problemas, incluso si no ha recibido capacitación formal en la administración de RCP, no debe tener miedo de ayudar, dijo López. "Mucho de esto es práctica. Una vez que empiezas a esforzarte fuerte y rápido, es fácil", dijo. "Un poco de RCP es mejor que nada de RCP. Incluso si alguien no lo está haciendo a la perfección, todavía le estás dando a alguien una oportunidad en la vida”. Los asistentes dijeron que apreciaban el kit y la capacitación. "Definitivamente seré uno de los que participarán ahora", dijo Michael Gomez, entrenador de Guadalupe Centers. "Si algo va a pasar, tengo que ser yo quien se ocupe de ello. Si puedo salvar una vida, sería genial. Espero no pasar por esto en la vida real, pero si lo hago, estoy preparado ahora”. Molly Manske, del Centro Mattie Rhodes se hizo eco de los sentimientos de Gómez. "Definitivamente es algo con lo que no me siento cómoda, pero es algo con lo que necesito sentirme cómoda", dijo. "Es intimidante, especialmente cuando piensas en hacerles RCP a los niños". Y Marcus Murguia, otro participante, dijo que la capacitación y el kit de RCP seguramente serán útiles con el tiempo. “Esto va tan lejos”, dijo. “No debemos tener miedo de ser un buen samaritano y ayudar a los demás". Para obtener más información sobre RCP y otras técnicas para salvar vidas, visite la Asociación Estadounidense del Corazón en www.heart.org.