La nueva jefa de policía Stacey Graves prioriza la vigilancia comunitaria, la transparencia y la moral en KCPD





“En mi liderazgo, realmente quiero traer esperanza, avanzar en el progreso y la positividad”





Stacey Graves, la primera jefa de policía contratada en los 148 años de historia del departamento, dice que está lista para abordar esos problemas y más después de todo, tiene más de un cuarto de siglo de experiencia en la vigilancia de Kansas City y conoce bien la ciudad.





“Desde que he estado, hemos tratado de incluir la diversidad en nuestras filas, y eso ha sido un esfuerzo mayor a lo largo de los años”, dice Graves. “A nivel nacional, todavía es difícil reclutar.





TRADUCE GEMMA TORNERO


Pregúntele a cualquier líder de una organización grande y le dirá que los primeros 100 días de su mandato marcan la pauta en la dirección en la que quieren llevar los que lideran.


Y para la jefa de policía, recién contratada del Departamento de Policía de Kansas City, Stacey Graves, no es diferente: los primeros tres meses de su nuevo cargo verán a la veterana de KCPD abordar una serie de problemas importantes. Garantizar la transparencia en las gestiones del departamento. Escuchar las voces de los miembros de la comunidad. Una campaña de captación y retención de elementos. Encontrar una solución al problema de los delitos violentos y las elevadas tasas de homicidio que han afectado a la ciudad durante años.


Pero Graves, la primera jefa de policía contratada en los 148 años de historia del departamento, dice que está lista para abordar esos problemas y más después de todo, tiene más de un cuarto de siglo de experiencia en la vigilancia de Kansas City y conoce bien la ciudad.


“Si bien estoy agradecida de ser la primera mujer jefa en el KCPD, espero que la gente no se concentre en eso", le dice Graves a Kansas City Hispanic News desde la sede de la policía. "He visto mujeres reconocerme y darme la bienvenida. Ha sido maravilloso me encanta cuando las mujeres me felicitan y me dicen que me apoyan. Pero, primero soy un jefe de policía que resulta ser una mujer. En mi opinión, yo era el mejor candidato para el puesto”.


Antes de pasar por un riguroso proceso de entrevista y contratación, que incluyó varias sesiones de escucha comunitaria patrocinadas por la Cámara de Comercio de Kansas City, Graves dijo que oró acerca de si siquiera postularse para el puesto. Ahora, después de escuchar la voz de Dios sobre el asunto, Graves dice que está lista para escuchar las voces de las personas en la ciudad a la que ha servido con orgullo durante su larga carrera.


“Escucho. Escucho a las personas, me encuentro con las personas donde están y tenemos conversaciones reales", dice Graves. "Cuando tienes estas conversaciones reales y tratas de entender las cosas desde la perspectiva (de otras personas), puedes saber qué quieren las personas y cómo quieren que las vigilen".


Escuchar es una gran parte de la vigilancia comunitaria, y se ha vuelto aún más importante en los años posteriores al asesinato de George Floyd a manos de un oficial de policía y las protestas que tuvieron lugar después.


“Si voy a hablar, voy a empezar por escuchar”, dice Graves. “Soy partidaria de encarnar a la policía comunitaria. Tienes que estar ahí afuera trabajando. … Depende de cada uno de nosotros, sin importar nuestro rango o dónde estemos asignados".


Una de las preocupaciones de los ciudadanos de las comunidades afectadas por esas protestas, ha sido el deseo de ver la composición racial de la comunidad reflejada en los oficiales que vigilan sus calles, señala Graves.


“Desde que he estado, hemos tratado de incluir la diversidad en nuestras filas, y eso ha sido un esfuerzo mayor a lo largo de los años", dice Graves. "A nivel nacional, todavía es difícil reclutar. Todos todavía están afectados después de George Floyd, todo el conflicto y la lucha. A partir de eso, diría que salimos y tenemos millones de contactos todos los días, pero estos incidentes malos eclipsan (los incidentes positivos), y así es como la gente nos ve. Pero no hablamos lo suficientemente positivo”.


Ese reconocimiento, el de la importancia de la diversidad en la fuerza policial, continuó esta semana cuando el departamento le dio la bienvenida a Luis Ortiz como uno de los tres nuevos subjefes de policía. Ortiz es el segundo subjefe de policía hispano en el KCPD, siendo el primero el subjefe de policía Vince Ortega.


"Ortiz es la persona adecuada para el trabajo. Estas son personas que están calificadas para el puesto y tienen el corazón para ello. Se preocupan por el departamento de policía. No es solo un trabajo. ... Quieren lo mejor para Kansas City", dice Graves sobre los tres oficiales recién ascendidos.


Es parte de un esfuerzo mayor para levantar la moral entre los empleados del departamento, que suman más de mil.


“He vivido esos tiempos cuando la moral estaba baja. Cada vez que no tienes un jefe sentado, hay inestabilidad en el personal porque te preguntas qué vendrá después, quién obtendrá su trabajo, cuál será su visión", explica Graves. "Y cuando llega un nuevo jefe, todos piensan: ‘Está bien, ¿qué van a hacer?’"


Ella continúa: "Realmente quiero traer esperanza, avanzar en el progreso y la positividad en mi liderazgo. El éxito para mí es saber que nuestros miembros se sienten valorados interna y externamente. Deben tener un sentido de inclusión para las oportunidades de avance. Todos deberían tener la oportunidad de que su nombre aparezca en el escritorio de alguien (para una promoción). ...Externamente, quiero que la comunidad conozca a los grandes hombres y mujeres que están aquí para servirles todos los días".


Una de las formas en que esos hombres y mujeres sirven a su ciudad es mediante la Capacitación en Intervención de Crisis (CIT, por sus siglas en inglés): la capacidad de reconocer problemas de salud mental y reducir conflictos potencialmente violentos. Actualmente, KCPD tiene cinco oficiales capacitados en CIT, aunque Graves dice que quiere abrir el entrenamiento a toda la fuerza.


"Mi plan es asegurarme de que cada oficial tenga capacitación en intervención de crisis, para que tengan las habilidades de desescalada, para llevar una situación a un final pacífico", dice ella.


Otro objetivo, que Graves dice que puede abordar de inmediato, es mantener la transparencia en los tratos del departamento, tanto externa como internamente, sabiendo que cierta información confidencial sobre investigaciones internas no se puede compartir.


"Algunas personas no conocen nuestros procesos internos de investigación", dice Graves. "Cuando miras esas situaciones, hay algunas cosas que puedo y no puedo decir, o pondrían en peligro la investigación. Pero espero poder aliviar algunas de esas situaciones con las que nos encontraremos. Si no tengo elementos reales y procesables detrás de la transparencia, es solo palabrería".


Mientras tanto, el objetivo de Graves, de vigilancia comunitaria continua ya se puede ver en acción en el Centro Westside CAN, del cual es una defensora desde hace mucho tiempo. Ella le da crédito especial al Oficial Chato Villalobos por mantener el Centro CAN como una parte vital del Westside.


"Simplemente encarna la policía comunitaria. Me encanta que tengamos a alguien en la comunidad que es tan amado y aceptado, tanto externa como internamente”, dice Graves. “(El Centro Westside CAN) es tan único, y eso se debe en parte a los oficiales que pusimos allí, y a que la gente del Westside quiere ser parte de él. Simplemente funciona".


El Centro CAN es solo un componente de la comunidad que hace del Westside un lugar especial, agrega Graves.


“Todos los diferentes rincones de nuestra ciudad son tan únicos y diversos", dice ella. "Nos convierte en una ciudad tan divertida”.


Sin embargo, garantizar que todos los objetivos de Graves para el KCPD se hagan realidad requerirá paciencia y mucho trabajo en equipo entre el departamento y la comunidad.


"No puedo hacerlo sin la comunidad, todas las áreas de la comunidad", dice Graves. "No vamos a tener éxito sin que la comunidad se involucre en su departamento de policía". El jueves 26 de enero de 2023, la comunidad de Westside celebrará la nueva promoción de la jefa de policía de KCPD, Stacey Graves, con una reunión comunitaria a las 5:30 p. m. y los residentes están invitados a asistir al Mattie Rhodes Cultural Arts Center, ubicado en 1701 Jarboe Street, KCMO 64108.