Quédese en casa





“El momento de unirse es ahora ... Vamos a superar esto”





Agustín Juárez, dueño del restaurante mexicano Los Alamos, tuvo que encontrar rápidamente una forma de servir a sus clientes. Movió algunas mesas y creó un mostrador para servir comida para llevar. Juárez admite que el negocio bajó aproximadamente un 50 por ciento y admitió que tuvo que despedir a algunos empleados.



TRADUCE GEMMA TORNERO


Los ciudadanos de Kansas dicen que sus vidas en el hogar, el trabajo y el aula, continúan cambiando a medida que los países de todo el mundo informan más casos de coronavirus (COVID-19) todos los días.

Recientemente, el alcalde de Kansas City, Quinton Lucas, emitió una orden de “quedarse en casa” para todos los ciudadanos de Kansas la orden entró en vigencia a la medianoche del 24 de marzo. Diseñada para ayudar a frenar la propagación del virus en la comunidad, la orden del alcalde requiere que todos los residentes de Kansas City se queden en sus hogares, excepto cuando participen en actividades no esenciales. Las actividades que se consideran esenciales incluyen viajes al supermercado, farmacia, gasolinera y hospital.

Los funcionarios de los condados en ambos lados de la línea estatal, hasta ahora, Johnson, Jackson y Wyandotte, cumplirán con el mismo mandato de “quedarse en casa” hasta el 24 de abril. Al igual que Kansas City, esas órdenes similares entraron en vigencia el martes por la mañana.

“Estamos pidiendo a toda nuestra comunidad que se una para prevenir la propagación de este virus y apreciamos la cooperación de todos durante este tiempo”, dijo Lucas en una declaración preparada. “Entiendo el costo financiero y emocional que este virus ha tenido en las familias y empresas de Kansas City, y estoy trabajando al máximo para crear todas las oportunidades posibles para aliviar parte de esta carga financiera. Hemos suspendido todos los cortes de agua y electricidad y hemos emitido una moratoria sobre los desalojos, pero sé que nuestro trabajo para los que más batallan continúa”.

Según la orden de Lucas, los funerales, velorios y servicios conmemorativos no se consideran actividades esenciales.

La declaración escrita del alcalde también señala que el cierre de escuelas en el lado de la línea estatal de Missouri se ha extendido hasta el viernes 24 de abril. Las guarderías y los programas para la primera infancia están exentos de ese cierre.

En el lado de Kansas, los funcionarios de salud pública del Condado de Johnson anunciaron, el 21 de marzo, la primera muerte por coronavirus del condado. Se informó que el fallecido se trató de un hombre hospitalizado, de unos 70 años, con problemas de salud subyacentes y sin antecedentes de viaje.

Hasta el domingo 22 de marzo, el estado de Missouri ha reportado 90 casos de coronavirus y tres muertes por el virus el estado de Kansas ha reportado 56 casos y dos muertes. El departamento de salud de ambos estados actualiza esos números diariamente.

El cierre de los comedores de restaurantes en todos los estados ha tenido un efecto rápido y doloroso en los dueños de negocios. Agustín Juárez, dueño de Los Álamos, dice que su negocio ha caído alrededor de un 50 % desde que tuvo que cerrar el comedor de su restaurante. El restaurante todavía está tomando pedidos para llevar, pero no ofrece servicio de entrega.

“No estoy acostumbrado a ver las mesas despejadas, sin clientes. Solo estoy aquí, sobreviviendo”, dice Juárez. “Así está en todas partes. Todavía están llegando clientes leales, algunos del vecindario, otros de muy lejos”.

Juárez dice que en los días previos a la declaración del Estado de Emergencia del Alcalde Lucas, el negocio estaba aún fuerte para Los Alamos de hecho, fue tan bueno que tuvo que contratar a algunos nuevos empleados para ayudar.

Ahora, la lista de empleados de Juárez, que incluye a su esposa, su hijo y su hija, se ha reducido rápidamente. Juárez recientemente tuvo que tomar la agónica decisión de despedir a algunos empleados. Ahora, solo espera que su negocio permanezca abierto otro día, sirviendo a clientes de cerca y de lejos.

“Al final del día, me voy a casa, gracias a Dios, y espero volver al día siguiente”, dice.

Juárez dice que aunque su restaurante enfrenta un futuro incierto, intenta no dejar que sus clientes lo vean preocupado. Juárez dice que, especialmente ahora, está agradecido por cada cliente que entra por las puertas de su restaurante.

“Mis clientes me preguntan: ‘¿Cómo va el negocio?’, yo simplemente les digo que está en manos de Dios”, dice Juárez. “Invento algo para hacerlos sonreír, para que se olviden de lo que estamos pasando”. Es esa actitud positiva la que puede ser difícil de mantener, dice Juárez, pero es necesaria en este momento.

“La gente ha estado llamando y preguntando si estamos abiertos”, dice Juárez. “Yo bromeo y les digo: ‘Solo no abrimos si estoy muerto’”.

En el otro lado del país, un trasplantado de Kansas City vive en Los Ángeles, donde el mundo es muy similar y la vida parece haberse detenido. Nacido en Kansas City, Víctor Ramírez ha vivido en Los Ángeles durante los últimos 33 años. Como todos los demás, permanece aislado de gran parte del mundo exterior.

Ramírez dice que últimamente, su rutina diaria incluye desayunar, salir a caminar por el vecindario, luego volver a casa y pasar tiempo dibujando y dibujando. “

Estoy contento con las cosas que he hecho”, dice. “Es lo que estoy haciendo para mantenerme entretenido”.

Ramírez comparte esa pasión por el arte con su familia y otras personas de la comunidad, haciendo tutoriales de arte a través de Skype o Facetime con miembros de la familia. También ha regalado un juego de lápices de colores a los niños del área en un intento por mantenerlos ocupados.

“Los niños, son como baterías caminando”, dice. “Nunca se quedan sin energía”.

Ramírez admite que está frustrado con las acciones de un destacado californiano: el ex gobernador y actor Arnold Schwarzenegger, quien recientemente publicó un video sobre su propio aislamiento. En el video, se ve a Schwarzenegger comiendo un cigarro mientras se relaja en una bañera de hidromasaje.

Es un mensaje que parece increíblemente insensible a las luchas reales que los estadounidenses de clase trabajadora tienen que soportar, dice Ramírez.

“Me molestaba eso, porque hay muchas personas que no pueden permitirse estar en ese tipo de comodidad. Estaba muy disgustado con lo que hizo, como si estuviera mostrando eso, “voy a estar bien”, dice Ramírez. “Bueno, si vas a estar bien, ¿qué pasa con el resto de nosotros, especialmente las personas sin hogar? Es muy difícil tomarlo en serio”.

California se encuentra entre los más afectados con el COVID-19, Ramírez dice que cree que el gobernador de California, Gavin Newsom, está haciendo todo lo posible para abordar la seguridad de los californianos, pero culpa al gobierno de Trump del crecimiento interno de COVID-19.

“Le culpo mucho a Trump”, dice. “Estamos escuchando que los senadores recibieron noticias de esto y tomaron medidas sobre sus propias inversiones en acciones. No tienen esto bajo control”.

Ramírez dice que los cambios que ha visto en su propia comunidad y más allá son impactantes.

“Le dije a mi hermana, nunca tuve miedo de morir. Y ella dijo: ‘Tienes miedo de vivir. Tengo que estar de acuerdo”, dice Ramírez. “Es muy difícil estar vivo y no preocuparse. Estoy jubilado financieramente, estoy bien. Pero es muy difícil aquí afuera. Cuando salgo a caminar, todas las entradas a la cochera están llenas nadie va a ninguna parte”.

Aun así, cree que al unirse al menos en espíritu, todo eventualmente estará bien en el mundo.

“El momento de unirse es ahora”, dice Ramírez. “Vamos a salir de esto.”

Para obtener actualizaciones sobre las índices de infección, así como sobre lo que los funcionarios del departamento de salud del estado están haciendo para ayudar a evitar la propagación en la comunidad, visite www.kdheks.gov y health.mo.gov.