Un tiroteo sin sentido mata a una joven





“Ella era inocente. Esto no tenía por qué pasarle a ella”





Un mensaje del padre de Daisy escrito en un letrero, “¡Dejen las armas! El peor dolor de mi vida”.



TRADUCE GEMMA TORNERO

El mes de la Herencia Hispana es del 15 de septiembre al 15 de octubre. A pesar de que no hubo grandes eventos, celebraciones o fiestas planeadas alrededor de la zona metropolitana este año debido al virus COVID-19, algunas personas decidieron el 16 de septiembre reunirse en Southwest Boulevard, en el vecindario Westside de Kansas City, con sus autos para realizar acrobacias automovilísticas con sus vehículos. Muchos transeúntes vinieron a ver los autos haciendo lo que ellos llaman donuts (círculos rápidos con el auto) y quemando caucho en el pavimento. Southwest Blvd., se conoce desde hace años por este tipo de actividad low rider. La gente se detenía a mirar algunos de los coches y otros simplemente se paraban a visitarse y miraban a su alrededor y admiraban los coches y camiones de pasajeros bajos.


Esa misma noche del 16 de septiembre, día de la Independencia de México, una ráfaga de balas fue disparada contra la multitud matando a Daisy Martínez (18 años de edad) e hiriendo a una segunda mujer también alcanzada por los disparos, que sufrió heridas leves.


El tío de Martínez, José Becerra, le dijo a Shannon O’Brien de Fox 4 News: “Ella era inocente. Eso no tenía por qué pasarle a ella ... estoy harto de verdad, ya sabes ... Estoy cansado. Se está volviendo normal que la gente escuche algo así”.


La tía de Daisy, Franchesca Salas, dijo: “Si tienes un adolescente, lo sientes. Ningún padre quiere esa llamada o que su hijo no entre a casa a la 1 a.m. Así que todos se sienten así”.


Ángela Tinoco, residente del área, publicó en su página de Facebook: “Podíamos escuchar esto desde nuestra casa y pasamos en el auto, pero no tuve el mejor sentimiento. Odio que esto haya sucedido en nuestra comunidad. Independientemente de quién estuviera allí, no debería haber sucedido. La hija de alguien murió y eso no me sienta bien. Mis oraciones para su familia y todos los que la amaban, así como para los heridos”.


Ruperto Aguirre dijo a Hispanic News: “Es realmente trágico para la familia de la joven que fue asesinada anoche en Southwest Boulevard. Otra joven está en el hospital debido a disparos con arma sin sentido. Aquellos que conocen a la persona o personas involucradas, comuníquese con la Policía de KCMO para ayudar a aliviar el dolor de las familias en duelo. Ha habido muchos incidentes a lo largo de los Clubes Mexicanos en el Boulevard y nunca se ha hecho nada para frenar la violencia. Yo pregunto: “¿Será necesario que muera otro joven inocente antes de que los funcionarios de la ciudad finalmente se involucren? Despierta, KC, por favor ayuden a detener al que disparo”.


Martínez tenía toda su vida por delante. Se había graduado de la Preparatoria East en 2019. Tenía un trabajo y acababa de comprar su primer automóvil. Al día siguiente, familiares y amigos colocaron flores, velas y una foto de Daisy cerca de donde fue asesinada en el Blvd.


La policía de Kansas City, Missouri, confirmó el arresto y acusó a Diego Calderón-Guzmán de asesinato en segundo grado y dos cargos de acción criminal armada. Calderón-Guzmán fue arrestado en el área de Westport el pasado viernes por la tarde en una gasolinera. Calderón-Guzmán es un delincuente convicto que cumplió condena en prisión por un delito sexual contra un menor y ahora está acusado de disparar y matar a Daisy Martínez, de 18 años, la noche del 16 de septiembre, en Southwest Boulevard.


Según un comunicado de prensa de la oficina del fiscal del Condado de Jackson, declaró que los testigos y la video vigilancia, mostraron que una camioneta Silverado negra con una gran bandera mexicana en el parachoques trasero estaba involucrada en el tiroteo. Los agentes persiguieron la camioneta sospechosa y detuvieron a Calderón-Guzmán y al propietario de la camioneta. La oficina del fiscal dice, que la policía encontró un rifle en el camión y que los investigadores conectaron con los casquillos de bala encontrados en la escena del crimen.


También, de acuerdo con la Fiscalía, el dueño de la camioneta dijo que Calderón-Guzmán disparó a la víctima. El sospechoso, que es un delincuente condenado, le dijo a la policía que disparó el arma después de que estallaran los disparos. Dijo que no vio a la víctima corriendo frente a él cuando disparó. Los fiscales solicitaron una fianza de 500 mil dólares.


El fin de semana pasado, Alfonso Cervantes, otro de los tíos de Daisy Martínez y otros voluntarios, instalaron un lavado de autos para recaudar fondos para cubrir los gastos del funeral. Cervantes le dijo a Hispanic News: “Solo intento ayudar a mi hermano que perdió a su hija Daisy. Es desgarrador verlo pasar por esto”.


Sarhad pasó por allí para lavar su coche y dejar una donación para la familia. Sarhad le dijo a Hispanic News: “Me siento muy mal con toda la situación ... dejen las armas ... todos me conocen desde el Eastside, Westside hasta el Northeast y Kansas City, Kansas, DEJEN LAS ARMAS”.


Cualquier persona con información adicional debe llamar a la línea directa de TIPS al 816-474-TIPS. Todas las pistas son anónimos.