Informe describe barreras en acceso
a la atención médica para inmigrantes latinos



Los desafíos incluyen costo, idioma, y desconfianza de los profesionales médicos







Los latinos y los inmigrantes, tienen al menos el doble de probabilidades de carecer de cobertura de seguro de salud que la población general en tres condados del área metropolitana de Kansas City, revela un nuevo estudio del Instituto de Políticas de Migración (MPI, por sus siglas en inglés). De hecho, tienen cuatro veces más probabilidades de no tener seguro en el Condado de Johnson, Kansas.



TRADUCE GEMMA TORNERO


Un estudio reciente de tres organizaciones locales, revela los múltiples desafíos que enfrentan los inmigrantes latinos al acceder a la atención médica en el área metropolitana de Kansas City.


Representantes de la Fundación Reach Healthcare, el Centro Juntos para el Avance de la Salud Latina y el Centro para la Salud y el Desarrollo Comunitario de la Universidad de Kansas informaron los resultados del informe en una presentación reciente en Lenexa. El evento fue patrocinado por el grupo de defensa Comunidades Preocupadas por Inmigrantes y Refugiados.


El informe en conjunto esbozó claramente lo que muchas familias inmigrantes han tenido que navegar en el sistema de atención médica que ya conocen: el pagar para mantenerse saludable sigue siendo una lucha y por una variedad de razones.


“Queremos utilizar esta información para informar y educar”, dijo Carla Gibson, directora de programación de Retail Care Foundation, una de las organizaciones representadas en la reunión. “Necesitamos proporcionar educación para que la gente entienda mejor cuál es el estado de la cobertura de salud para inmigrantes en nuestra región”.


Según el informe, el principal obstáculo para la atención médica de los inmigrantes latinos es el costo. Entre los encuestados para el estudio, el 29 % de los encuestados que no tienen seguro afirmó que el costo era una razón principal para no recibir la atención médica que necesitaban. De los encuestados que estaban asegurados, el 17 % informó que el costo les impidió recibir tratamiento. Además, un tercio de los encuestados informaron dificultades para surtir recetas: 32 % para personas sin seguro y 33 % para asegurados.


La segunda barrera más común, según lo informado por el 26 % de los encuestados, fue la dificultad para obtener citas. El informe también señaló que los pacientes inmigrantes indocumentados dudaron en confiar en los profesionales de la salud “debido a los temores sobre las consecuencias de inmigración de acceder a la atención médica y la discriminación percibida”. Específicamente, dice el reporte, el 64 % de los que contestaron estaban “preocupado que el utilizar los servicios podrían afectar su estado migratorio o el de sus familias”, mientras que el 60 % estaba preocupado de que los profesionales de la salud pudieran compartir su estado migratorio con los funcionarios de inmigración. Un 85 % dijo que estaba preocupado por ser deportado o por la deportación de un amigo cercano o un familiar.


Si bien el estudio proporciona información útil, al menos un funcionario que asistió a la reunión dijo, que las discusiones individuales con las personas más afectadas por estos problemas son vitales para mejorar el acceso a la atención médica.


“Estamos hablando de nuestra comunidad latina y de las barreras que podrían tener para acceder a la atención médica”, dijo Patrick Sallee, Presidente Ejecutivo de Vibrant Health, en el Condado de Wyandotte. “¿Cómo involucramos a nuestras comunidades más grandes en el público? ¿Cómo nos coordinamos entre nosotros para brindar la mayor atención y acceso posible?”.


Otros hallazgos del informe:

• El 11 % de los encuestados informaron haber experimentado discriminación al recibir atención médica.

• El idioma sigue siendo una barrera considerable para recibir atención médica. El 71% de los encuestados informaron tener un dominio limitado del inglés, lo que significa que no hablan bien el inglés, o no lo hablan en absoluto.

• Internet y las redes sociales son los principales medios por los cuales los encuestados reciben información sobre enfermedades y atención médica. Del 85 % de los encuestados que usaron Internet para buscar información de salud, el 93 % usó un motor de búsqueda como Google o YouTube. Solo el 8 % utilizó portales de pacientes en línea, como MyChart de KU Health System

• Casi la mitad de los encuestados (48 %) buscó información y consejos de familiares de confianza.


Sallee dijo que las personas que se beneficiarían más de los hallazgos del informe no son necesariamente las personas que asistieron a la presentación de noviembre, en su mayoría formadas por profesionales de la salud y miembros de grupos de defensa. Es la persona común, el paciente que se beneficiaría directamente de una atención médica más asequible, discreción en el consultorio del médico y personal de habla hispana. La gran pregunta, ahora que se ha publicado el informe, es cómo llevar su información a un público más amplio.


“Queremos correr la voz sobre todo esto”, dijo Sallee. “Todos los que asistieron (a la reunión) ya tenían un interés personal en estos temas. Pero, ¿cómo hacemos correr la voz sobre las grandes barreras y trabajamos con la comunidad en general para resolver estos problemas?”.


Gibson dijo que estuvo de acuerdo en que la comunidad en general debe recibir esta información, y que no debe permanecer simplemente con los miembros de la audiencia que asistieron a la presentación.


“Una de las cosas que consideramos importantes es dar la información a la comunidad. A menudo hacemos estudios y grupos focales, pero rara vez ves la información se brinda a la comunidad”, dijo.


El asistente Daniel Frank es una persona que dijo que planea ayudar a empoderar a todos los que conoce con la información que recibió. Dijo que su objetivo principal ahora será educar a otros sobre los beneficios de una población inmigrante saludable en Kansas City. Cuando los inmigrantes latinos están sanos y cuidan a sus familias, dijo, todos se benefician.


“La pregunta más importante es, ¿cómo hacemos un mejor trabajo para comunicar los beneficios de la inmigración a la comunidad en general?”, dijo Frank. “Cuando ves que una población inmigrante llega a un área, lo que ves es, con el tiempo, el crecimiento económico que proviene de sus propias compras, y elevar la economía en esa área. No es un drenaje, que es la percepción, que arrastrarán las cosas hacia abajo. Invertir en comunidades de inmigrantes tiene beneficios”.


Frank agregó: “Estoy comprometido a involucrarme más en los programas de la comunidad para crear conciencia sobre los beneficios de la inmigración en general, y dónde puedo ayudar con eso”.


Mike Frazier, Director y Presidente Ejecutivo de bienes raíces ReeseNichols, que estuvo representado en el evento de noviembre, dijo que los integrantes de la comunidad latina solo quieren alcanzar el sueño americano como todos los demás.


“Se necesita de todos para hacer la diferencia”, dijo Frazier. “Somos un país que da la bienvenida a todos los inmigrantes aquí, y queremos asegurarnos de que puedan disfrutar de todo lo que nosotros disfrutamos. Hagamos que esté disponible para todos”.


Andrea Morales, de Comunidades Preocupadas por Inmigrantes y Refugiados, dijo que su organización planea organizar otra presentación de 8:30 a.m. a 12 p.m., el jueves, 19 de diciembre, en la Sala de Juntas de la Cámara KC, en Union Station. Para obtener más información, visite a la organización en Facebook o Twitter, o visite www.ccirkc.org.