Estudiantes de KCAI crean murales para escuelas públicas cerradas



“Saber que hicimos esto fue realmente maravilloso”







Héctor Casanova dijo que los proyectos de murales pueden ser mucho trabajo, “Puede ser abrumador para muchos de estos estudiantes. Nunca han hecho nada de esta escala. Quiero mostrarles que es posible hacer un trabajo más ambicioso de lo que pensaban que podían hacer”.



TRADUCE GEMMA TORNERO


Estudiantes de ilustración del Instituto de Arte de Kansas City están dando nueva vida a las fachadas de algunas propiedades cerradas de las Escuelas Públicas de Kansas City.


Los murales de cada semestre, han sido parte de un proyecto de embellecimiento de la comunidad por parte de los estudiantes en la clase del profesor Héctor Casanova. Cada semestre, los estudiantes viajan a una parte diferente de la ciudad para reunirse con los residentes locales y recibir comentarios sobre qué imágenes podría incluir su mural y qué colores podrían usarse. Luego, los estudiantes se dividen en equipos y tienen el resto del semestre para dar vida al mural y, por extensión, al edificio mismo.


Este semestre, Casanova eligió como el lienzo de los estudiantes, la escuela cerrada JJ Pershing, ubicada en el vecindario de la ciudad, Blue Hills.


Casanova dice que desde el inicio hasta la creación, el proceso lleva meses.


“Comenzamos en el semestre haciendo una excursión y entrando en las comunidades donde haremos el mural”, dice Casanova, y agrega que los estudiantes pintan el mural en el campus de KCAI. “Solicitamos aportes de la comunidad para las imágenes que quieren representar. Como son las personas que vivirán con la obra de arte, es importante que se sientan involucrados en el proceso”.


El mural de la Escuela Pershing, ubicado en un barrio predominantemente afroamericano, incluye varios paneles de personas afroamericanas en colores brillantes. Los estudiantes organizaron una presentación sobre el mural y tomaron sugerencias para futuros murales en una presentación a mediados de diciembre en el Edificio de la Junta de Educación de Kansas City.


“Recibimos todo tipo de (sugerencias). Obtenemos lo que esperarías: una visión más tradicional de cómo se verían los murales, que a menudo celebra a personajes históricos que son modelos positivos a seguir”, dice Casanova. “Pero también tenemos muchas ideas que no tienen nada que ver con eso. .... Hay retratos de líderes de derechos civiles, pero algunos usan un enfoque más abierto para interpretarlo. No es tan lineal como un retrato histórico de Martin Luther King Jr.”


Casanova calificó a todo el proyecto como desafiante y gratificante para sus alumnos.


“Este proyecto requiere mucho trabajo y puede ser abrumador para muchos de estos estudiantes”, dice. “Nunca han hecho nada de esta escala. Quiero mostrarles que es posible hacer un trabajo más ambicioso de lo que pensaban que podían hacer”.


Existe un beneficio secundario de aprender cosas nuevas sobre diferentes culturas también, dice Casanova, incluida la exposición a nuevos alimentos, que también pueden verse como su propia forma de arte.


“Vimos eso en la Escuela Scarritt”, dice Casanova. “En esa área tenemos una población hispana, somalí, italiana, judía. Algunos estudiantes decidieron hacer pinturas de los diferentes platillos de diferentes partes del mundo”.


Seth Peters, estudiante de tercer año de KCAI, elogió a su profesor y agregó que cree que el proyecto tiene el potencial de crear un cambio real y positivo en la comunidad.


“Héctor es una persona y un profesor fantástico para trabajar, porque está muy concentrado en el poder que tiene un artista en la comunidad”, dice Peters. “Él cree que todos podemos impulsar el cambio. Es genial tener un profesor que te recuerde que puedes hacer cambios en el mundo que puedas ver”.


Peters incluso dice que desea asumir un proyecto de este tipo fuera del aula.


“Este es mi primer proyecto mural público. Creo que podría intentar perseguir un proyecto de este tipo en el futuro por mi cuenta”, dice Peters. “Creo que todos somos muy afortunados de tener esto”.


Skylar Courtney, también estudiante de tercer año en KCAI, dice que ganó mucho del proyecto.


“Me fui con amigos, una sensación de logro, orgullo en nuestro trabajo”, dice Courtney. “Saber que hicimos esto fue realmente maravilloso”.


Casanova dice que el sentimiento de orgullo es común cuando un artista más joven ve su proyecto hasta su finalización.


“Es realmente gratificante ver su obra de arte de dos pisos de altura en el costado de un edificio”, dice. “Les da un sentido de validación y presencia como artista para que su trabajo sea físicamente parte del mundo”.


Casanova también agradeció a las Escuelas Públicas de Kansas City por aceptar colaborar en el proyecto del mural.


“Estoy muy contento de haber podido desarrollar esta asociación con el distrito escolar público, para mostrar que el arte tiene un impacto más profundo en nuestras vidas del que la mayoría de nosotros somos conscientes, y estos murales son una forma de manifestar eso”, dice Casanova. “Y esto es algo que podemos hacer como un servicio a la comunidad, (una forma) para que nuestros estudiantes recuerden que el impacto que pueden tener en el mundo puede ser muy tangible y muy positivo”.