Donación a la Preparatoria Harmon financiará
el centro de recursos familiares





“Ésta es la realización del sueño de una década de mi esposa”





Michael Dean recibió un premio por la donación de su empresa, él le da todo el crédito a su esposa Guadalupe Dean (derecha),“Ésta es la realización del sueño de una década de mi esposa ... ella se acercó a mí en 2010 cuando empezábamos el Tequila Mi Rancho. Ella dijo: ‘Si algún día puedes hacer esto... es lo que necesito que hagas por la gente de México aquí en Kansas City.’ Estos padres necesitan que se les enseñe cómo ser padres de estudiantes, para que estos estudiantes tomen decisiones importantes en el futuro”.



TRADUCE GEMMA TORNERO


Una generosa donación de un ex alumno de la Preparatoria J.C. Harmon, en Kansas City, Kansas, cerrará la brecha entre los padres de los estudiantes y los administradores que los atienden.

El 12 de octubre, Michael y Guadalupe Dean, de la Fundación Familia Dean-Lozoya entregaron a los funcionarios de la escuela un cheque de $ 10,000 dólares, con fondos para la construcción de un centro de recursos familiares en el campus de la escuela. El centro involucraría a los padres y tutores de los estudiantes de Harmon con maestros, consejeros y administradores que les brindarían asistencia para acceder a otros recursos escolares, incluida la traducción para hablantes no nativos, información sobre universidades del área, solicitudes de becas y ayuda con las cartas de admisión. El objetivo principal del centro es hacer que los padres se sientan más conectados con la escuela de sus hijos y las personas que trabajan para educarlos todos los días.

“Esta (donación) establecerá un programa de ESL y un centro de recursos para los padres para que se sientan cómodos hablando con los maestros, administradores y consejeros”, dijo Michael. “Este será un centro comunitario donde los padres pueden conectarse con los propios educadores”.

Los Dean dijeron que decidieron retribuir a su comunidad tras su exitoso negocio de tequila. Michael, un graduado de Harmon en 1986, dijo que su esposa, en particular, ha querido ver un recurso de este tipo disponible durante años.

“Ésta es la realización del sueño de una década de mi esposa ... ella se acercó a mí en 2010 cuando se estaba preparando el tequila. Ella dijo: ‘Si algún día puedes hacer esto, es lo que necesito que hagas por la gente de México aquí en Kansas City.’ Estos padres necesitan que se les enseñe cómo ser padres de estudiantes, para que estos estudiantes tomen decisiones importantes en el futuro”.

A la presentación del cheque, asistieron una variedad de administradores de la escuela Harmon y funcionarios pasados ​​y presentes de la Junta de Educación maestros y consejeros funcionarios de la Cámara de Comercio e incluso el Consulado General de México, Alfonso Navarro Bernachi.

“Esta es una excelente manera de cerrar el Mes de la Herencia Hispana, cuando reconocemos las contribuciones diarias de los mexicanos, los mexicoamericanos y las personas de descendencia hispana”, dijo Bernachi a la audiencia. “(Los Dean) han creado cosas buenas para su comunidad aquí en Kansas, para ésta escuela y sus estudiantes”.

Como alumno de Harmon, Dean dijo que estaba feliz de retribuir a la comunidad que lo apoyó durante sus años de formación.

“Estoy orgulloso de haberme graduado (de ésta escuela). Esa es la verdad de las cosas”, dijo Michael. “Hemos tenido suerte, hemos luchado mucho, hemos tenido que sacrificar mucho. Todavía estamos en el proceso de ganar dinero y cuidar de la familia (con su negocio de tequila Mi Rancho). ... Pero esto nos da la oportunidad de solucionar problemas que vimos al crecer o que hemos enfrentado a lo largo de nuestras vidas”.

Aunque dijo que sabe que los docentes y el personal de la escuela aprecian la donación, tal vez nadie fuera de la escuela esté más emocionado que su esposa Guadalupe. “Para mí, (Harmon) era la principal escuela preparatoria del distrito. Aproveché las cosas allí como cualquiera, pero nunca tuve padres que interactuaran con (los administradores de la escuela)”, dijo. “Y mi esposa ha dejado a un lado toda su vida adulta por sus hijos. Siempre han sido lo primero para ella”.

Ese amor por sus hijos y el deseo de ayudar a los hijos de otros siempre ha sido algo natural para ella, dice Guadalupe.

“He tenido la idea de querer ayudar a padres y estudiantes desde 2010”, dijo Guadalupe Dean. Ella sabe que puede ser difícil para los padres cuando solo hablan español. Su primer idioma también es el español. “No sabría guiar a mis hijos para que terminen el bachillerato, por eso me pongo en los zapatos de la gente, creo que es muy importante saber dónde podemos conseguir ayuda, saber cómo guiar a nuestros hijos para que puedan tener una carrera técnica o profesional. Gracias a mi esposo Michael, quien nació en los Estados Unidos y creció en Kansas City, Kansas y que conoce todas las reglas y cómo funciona la educación. Ella señala que es posible que otros no sepan cómo maniobrar por si mismos a través el sistema escolar para ayudar a los estudiantes a tener éxito”, dijo Guadalupe Dean.

“El idioma es tremendamente importante para poder comunicar exactamente lo que queremos preguntar o a dónde queremos ir cuando nos comunicamos. Incluso si no sabemos hablar inglés, podemos comunicarnos con algo de inglés roto. Mucha gente tiene la capacidad de aprender idiomas y otras no. Nosotros, como padres, queremos comunicarnos para ayudar mejor a nuestros hijos. A veces, incluso nuestros hijos no saben cómo traducir exactamente lo que queremos preguntar a los maestros y eso también es un problema para los educadores. Entonces, en la traducción podría haber una pequeña brecha, podría haber un malentendido y puede ser algo que pueda afectar al estudiante. El idioma es muy importante”, dijo Guadalupe.

Ella agrega: “Cuando un inmigrante llega a los Estados Unidos, estamos completamente a oscuras. Por ejemplo, en mi caso viniendo de México, de donde yo soy no tenemos tornados, cuando llegamos estamos completamente a oscuras respecto al país. Por eso es tan importante comunicarnos mejor, saber dónde estamos, conocer el contexto en que nos movemos, conocer el idioma el idioma abre tantas puertas. Para poder estudiar, tener un trabajo, orientar a los hijos, porque ellos no conocen los países de los que venimos. Ahora nuestros niños son estadounidenses de descendencia mexicana o hispana, y necesitan que sus padres los alienten y los guíen con conocimiento. Para nuestra familia es un placer ayudar, lo vemos como una responsabilidad, lo hacemos por nuestra comunidad. Estamos felices con lo que estamos tratando de hacer estamos tratando de ofrecer recursos, pero vamos a ver los resultados finales con la participación de los padres”.

Michael dice que espera que la donación de su familia tenga un efecto dominó positivo en toda la comunidad.

“Con suerte, con nuestra participación se pueden atraer a otras personas a que donen o den su tiempo”, dijo. “Quizás pueden pasar cosas. Esto necesita la participación de la comunidad. Es fácil quejarse, pero es difícil hacer algo”.

El centro de recursos, dijo Michael, será un lugar donde la colaboración y el trabajo en equipo son lo primero.

“Queremos crear un centro para padres y administradores con el mismo objetivo: llevar al estudiante a la universidad y dejar que sobresalga donde sabemos que puede sobresalir”, dijo.

Los dignatarios presentes elogiaron a la familia Dean por su contribución y lo que significará para los estudiantes y la comunidad en general.

“Nuestro agradecimiento al Sr. Dean, es un ángel para la familia Harmon”, dijo Claudio Flores, director principal de Harmon. “Significa mucho para la comunidad de la Preparatoria Harmon”.

La Dra. Alicia Miguel, superintendente interina de KCKPS, hizo eco de ese sentimiento y agregó que, aunque se aprecia el dinero en sí, su uso previsto significa aún más para las familias que beneficiará. “Es muy conmovedor ver a un ex alumno de Harmon regresar y donar dinero”, le dijo Miguel a Michael. “Pero no se trata del dinero, se trata del gesto. Eso significa que Harmon hizo algo bien. Lo que sea que estuvieran haciendo, tenemos que seguir haciéndolo. Eso significa que tocamos tu corazón”.

La donación, dijo Michael, es solo la primera de muchos pasos para crear un vínculo entre el acceso de la comunidad a la escuela y sus recursos educativos.

“Es importante que nuestras familias participen en el proceso educativo de sus hijos”, dijo en un comunicado de prensa emitido por KCKPS. “También es nuestra responsabilidad ayudar a los padres con oportunidades para mejorar su dominio del idioma inglés. Esto ayuda a la sociedad a ver el impacto de sus esfuerzos y trabajo duro durante su vida, ya que mejora la sociedad en general”.