c
aboutnewssportsbarchivekchpcontact
bquiénes somosnoticiasanunciosarchivocontactob

McCaskill celebra una reunión de cabildo sobre el tema de inmigración


Reportaje exclusivo a profundidad

La senadora estadounidense Claire McCaskill (D-Mo.), quien está compitiendo por un tercer mandato como senadora principal del estado, visitó a una multitud de residentes y simpatizantes en los Centros Guadalupe el pasado fin de semana, ahí abordó el tema del futuro de la política de inmigración de los Estados Unidos en la era del Presidente Donald Trump.

Faltando aún cinco meses hasta el 6 de noviembre, McCaskill aseguró a los asistentes que ella y sus colegas en Washington estaban haciendo todo lo posible para proteger a los inmigrantes y promover el DREAM Act en el Congreso, a pesar de los bloqueos del Partido Republicano.

“Muchos en esta comunidad me han nutrido, apoyado y elevado”, dijo después de ser presentada por el presidente y director ejecutivo de los Centros Guadalupe, Cris Medina.

Junto a McCaskill se encontraba la senadora estadounidense Catherine Cortez Mastro (D-Nev.), ex fiscal general del estado de Nevada, quien expresó su apoyo a la campaña de McCaskill.

“Cuando Claire va a la capital, ella te lleva con ella”, dijo Mastro en sus comentarios de apertura, quien es mitad mexicana, mitad italiana. “Tú voz es su voz”.

Ambas mujeres expresaron su frustración con los funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional, así como el apoyo continuo que Trump y su base expresan para un muro a lo largo de la frontera con Estados Unidos y México. McCaskill específicamente hizo referencia a las recientes separaciones de familias en la frontera, que ahora se cuentan por miles.

“Un muro de costa a costa no fue una buena idea”, señaló McCaskill. “Estas son personas que Donald Trump contrató para estas agencias, e incluso ellos admiten que es una mala idea. He tratado de señalar los defectos, y ahora estamos ocupados tratando de abordar la idea, de que de alguna manera, van a disuadir a las personas de entrar a este país al quitarles a sus hijos de sus brazos en la frontera, y cómo esa política está condenada al fracaso. No funcionará. Si hay algo que sé (de la comunidad latina), es que la familia lo es todo”.

Mastro instó a los miembros de la audiencia a tener esperanza en lo que ella, McCaskill y otros partidarios de la reforma migratoria están tratando de lograr en Capitol Hill, a pesar de la retórica divisoria que el presidente ofrece a sus seguidores.

“El sueño americano todavía es posible para tanta gente, y por eso vale la pena luchar por él”, dijo Mastro. “Los desafíos que enfrentamos ahora con la administración están desgarrando ese sueño por debajo de nosotros”.

Mastro continuó: “Todos somos descendientes de inmigrantes. Todos construimos este país. Tenemos que mantener a las personas (en puestos de elección) que lo reconozcan y luchen por nuestras familias”.

Mastro les dijo a los presentes que “no pueden darse por vencidos” y les pidió que voten por McCaskill el 6 de noviembre, “para asegurarnos de que estamos luchando por nuestras familias”.

McCaskill prometió a los presentes en la reunión que lucharía por ellos y por el DREAM Act, y que también aclaró su postura sobre las fronteras seguras. Señaló al Procurador General de Missouri y al candidato del Senado Republicano, Josh Hawley por su nombre como un oponente que ha sido especialmente cruel en su difusión de desinformación sobre la postura de McCaskill sobre la inmigración.

“Josh Hawley les dice a todos que todo lo que quiero son fronteras abiertas. Él sabe que eso le conseguirá votos”, dijo. “Tengo que ser consciente de que la gente quiere nuestras fronteras seguras. Podemos hacer eso sin un muro”.

En respuesta a una pregunta de KC Hispanic News sobre dónde se ubica la reforma migratoria en su lista de prioridades legislativas, McCaskill dijo que los demócratas ya han demostrado su compromiso con la causa. Citó un borrador reciente de un proyecto de ley que habría otorgado un camino a la ciudadanía para casi 2 millones de inmigrantes. Esa legislación ganó 69 votos en el Senado; McCaskill culpó a la desinformación de los senadores republicanos en la muerte de la propuesta.

“Intentaron decir que el lenguaje de nuestro proyecto de ley no permitiría que las autoridades arrestaran a nadie, y eso simplemente no era cierto”, explicó McCaskill.

La discusión sobre las políticas destructivas de la actual administración se extendió a la multitud, con el abogado local de inmigración Roger McCrummen alentando a los asistentes a la reunión a investigar las políticas de Trump y apoyar a los candidatos demócratas para todos los puestos.

“Los problemas con la política de inmigración de Trump van más allá de DACA”, dijo McCrummen durante el período de preguntas y respuestas. “Hay un enfoque en la reducción de la inmigración legal, que es perjudicial. Esto es perjudicial para nuestra economía. Hay muchas personas que están dispuestas a apoyar una agenda a favor de la inmigración contra esta administración, que ha presentado políticas inmorales”.

Esa agenda afectaría a los inmigrantes indocumentados jóvenes y mayores, incluido el residente de Kansas City, Anilcar Orellana, quien ha vivido en Kansas durante 16 años.

“Tengo una familia aquí. Mi negocio de construcción está aquí”, dijo Orellana, quien es originario de Honduras. “Somos buenos ciudadanos”.

Orellana dijo que los representantes de Inmigración y Aduanas le han dicho que tiene hasta agosto para auto deportarse. Su esposa se uniría a él, pero sus hijos, que son ciudadanos estadounidenses, se quedarían en los Estados Unidos. Orellana dijo que le hubiera gustado preguntarle a McCaskill qué planea hacer por los millones de otras personas en su misma situación.

Los residentes indocumentados más jóvenes aguardan la acción de McCaskill y sus colegas también, incluyendo a Erika, una recién graduada local de la escuela preparatoria cuyo nombre completo se retendrá a petición por su seguridad.

“Tenía demasiado miedo para solicitar DACA (en 2016), porque temía que Trump ganara las elecciones y sería deportada”, dijo Erika, quien ha sido aceptada en la Universidad de Saint Mary en Omaha, Nebraska, con una beca diseñada para estudiantes indocumentados. “Pero ahora siento que hubiera estado mejor con DACA que sin DACA. Siento que me han empujado a vivir en las sombras”.

Para obtener más información sobre la campaña de McCaskill, visite www.mccaskill.senate.gov/.