c
aboutnewssportscarchivekchpcontact
cquiénes somosnoticiasanunciosarchivocontactoc

“El trabajo policial es una vocación”



Si estás buscando una carrera que te permita hacer una diferencia en la vida de otros y retribuirle a tu comunidad; si has sentido el llamado para servir a tu comunidad y a tus conciudadanos, el Departamento de Policía de Kansas City, Missouri, te está buscando a usted.

El departamento llevará a cabo una feria comunitaria de reclutamiento de 9 a.m. a 1 p.m., el sábado, 9 de septiembre, en los Centros Guadalupe, ubicados en el 5123 E Truman Road, en Kansas City, Mo. Además de necesitar a policías, KCPD tiene una variedad de puestos disponibles, incluyendo vacantes para despachadores, mecánicos, empleado administrativo de patrullaje, oficiales de detención y personal de mantenimiento de edificios.

En los tres años transcurridos desde el tiroteo de Michael Brown, un adolescente afroamericano, en 2014, por un oficial de policía blanco en Ferguson, Mo., las tensiones entre policías e integrantes de comunidades minoritarias - especialmente aquellas en áreas de bajos ingresos- han aumentado. Uno de los organizadores del evento, Víctor López, dice que es muy consciente de la desconfianza que muchas de las comunidades afro-americanas e hispanas sienten hacia los integrantes de la policía y que una de las formas de combatir esta división es que los civiles vean a sus comunidades representadas en la composición de la policía de una ciudad.

“Tenemos que unirnos y cambiar la mentalidad ... que ser un oficial de policía no es admirable o honorable”, dice López, director de desarrollo de la fuerza laboral y educación de adultos de los Centros Guadalupe. “Dentro de los Estados Unidos, la única manera de cambiar las percepciones negativas es tener una mente abierta. Tiene que venir de usted. Se le está diciendo a la generación más joven, ‘Hey, esta es la oportunidad (para ti) de cambiar las cosas desde adentro y retribuirle a la comunidad. Puedes hacer ese cambio positivo”.

El Oficial Damon Harold, reclutador para KCPD, sabe de primera mano el poder de ese cambio positivo. Como un hombre afroamericano, dice que se da cuenta de que los civiles responden positivamente cuando ven a integrantes de su propia comunidad trabajando con otros que lucen y piensan como ellos lo hacen.

“Esto es importante porque servimos a un grupo diverso de personas. Podemos relacionarnos y entender las necesidades de esos grupos comunitarios”, dice Harold, residente de toda la vida de Kansas City, nacido y criado en una comunidad de viviendas ubicadas en las calles 12 y Paseo. “Si tienes problemas, la forma de resolverlos es ser parte de la solución”.

Como conducto entre los residentes de Kansas City y la policía, Harold dice que sabía desde el principio de su carrera que él quería ser parte de esa solución.

“Quería cerrar la brecha entre la comunidad y el departamento de policía”, recuerda. “Creo que el KCPD hace un buen trabajo en eso, y lo demuestra en nuestros esfuerzos de reclutamiento”.

Otro problema de imagen que sigue afectando al departamento de policía, es el concepto erróneo de que el trabajo en la aplicación de la ley no es “cool” - una opinión sostenida por muchos jóvenes, según el oficial de KCPD, Rich Salzman, un veterano del departamento por 14 años.

“Puedo ver el por qué algunas áreas empobrecidas podrían pensar diferente de uno – y que se podrían estar aplicando leyes que se consideran injustas debido a su raza”, dice Salzman.

Pero la capacidad de salvar esa brecha entre dos comunidades es un llamado, dice, y sabe que hay otros en la comunidad que podrían compartir ese deseo, pero no estar seguros de por dónde empezar.

“Tienen que tener el corazón. El trabajo policial es una vocación”, explica Salzman. “No es un trabajo. Es una carrera”.

Harold hizo eco del sentimiento de Salzman, agregando que aquellos que acuden a la feria de reclutamiento deben estar listos para tener una mente abierta y sumergirse en todo lo que viene con el trabajo en la aplicación de la ley.

“Una carrera es un compromiso. No se trata de ir a algún lugar durante ocho horas y conseguir un sueldo. Es más que ir y perforar la tarjeta de salida”, señala. “Si eso es lo que quieres, este no es el lugar para ti”.

Aquellos que toman la aplicación de la ley (el ser policía) como una carrera, sin embargo, serán capaces de disfrutar de seguridad financiera y seguridad en el empleo, añade. Hay oportunidades de progreso en el campo, dice, y los solicitantes que son bilingües, incluso recibirán un incentivo de pago.

El departamento busca a hombres y mujeres de diferentes orígenes raciales y socioeconómicos para unirse a su equipo, dice Harold; y López agrega que, aunque el proceso de aplicación y capacitación será seguramente largo y riguroso, el resultado podría cambiarle la vida y también cambiar a la comunidad.

“No sabes a qué calificas si no lo intentas. No sabes si estás bien o mal a menos que lo preguntes”, dice López. “Tienes que ir e intentarlo. Si es algo que te apasiona, sigue esforzándote”.